Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Crónica Macro Semanal: Esperando a Trump

Estudios y análisis

20/01/2017

A la espera del discurso inaugural y de las primeras decisiones de la administración americana, el mercado y los analistas se encuentran en compás de espera.

Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

En este sentido, la revisión de previsiones realizada esta semana por el FMI no incluye grandes novedades, porque más allá de avisos genéricos sobre los riesgos que acarrearía en el crecimiento a medio plazo y/o estabilidad económica el retorno de las políticas proteccionistas, los escenarios para los dos próximos años no contemplan un posible cambio de la política económica en EEUU.

De esta manera, las previsiones de crecimiento mundial para 2017 (2,8%) y 2018 (3%) se mantienen sin cambios y sólo se ve alterada su composición, pues mientras mejoran las perspectivas para las economías avanzadas (1,9% en 2017 y 2% en 2018), empeoran ligeramente para los países emergentes (4,5% en 2017 y 4,8% en 2018). En el grupo de los países ganadores se encuentra EEUU, pues se mejoran las previsiones en una décima este año (2,3%) y, sobre todo, en cuatro décimas en 2018 (2,5%), momento en el que el grado de madurez del ciclo americano sería muy elevado. Para Europa, prácticamente no hay cambios, pues la revisión al alza de España (2,3% en 2017 y 2,1% en 2018), se vería contrarrestada por el empeoramiento de Italia (0,7% en 2017 y 0,8% en 2018). En emergentes, América Latina vuelve a ser la región más perjudicada, por la rebaja de la previsión de crecimiento de Brasil (0,2% en 2017) y, especialmente, por el ajuste en seis décimas de la previsión de México, tanto para este año (1,7%), como para el próximo (2%).

Finalmente, entre lo más sorprendente se encuentra la revisión al alza para 2017 de las perspectivas económicas del Reino Unido (+0,4 p.p. hasta 1,5%), gracias al mejor comportamiento de lo esperado de la economía británica en la segunda mitad de 2016. Probablemente, el FMI sobrerreaccionó al estimar el impacto de corto plazo del Brexit sobre el crecimiento tras el referéndum de junio, algo por lo que también se ha disculpado recientemente el economista jefe del Banco de Inglaterra (Andrew Haldane). Aunque tanto el FMI, como la autoridad monetaria británica, siguen señalando como válidos los impactos negativos esperados en el medio plazo. Sobre todo, teniendo en cuenta las señales lanzadas esta semana por la primera ministra británica. En este sentido, las amenazas para el escenario central de previsión del FMI son Brexit, las políticas proteccionistas, la situación geopolítica y el endeudamiento de los agentes en algunos países. En este último caso, destacaría negativamente el aumento del endeudamiento privado en China, dónde el apalancamiento de las empresas pasó de un 150% a un 200% del PIB, en los últimos años. Se trata de un aumento parecido al de Japón o España que tuvieron que pasar por un doloroso proceso de desapalancamiento. Aunque en el caso de nuestro país, se ha avanzado mucho en este proceso, como han puesto de manifiesto las cuentas financieras publicadas esta semana. La deuda privada después de un caída del 21,2% desde máximos (50 puntos porcentuales de PIB) ha retornado a  los niveles de 2005. Es cierto que buena parte de este proceso se ha visto compensado por el aumento de la deuda pública hasta el 115% del PIB (descontando la deuda entre administraciones), aunque también la deuda total se ha reducido hasta un mínimo de cuatro años (301,4% del PIB). Desde luego, si como parece, el crecimiento nominal de la economía española se aproxima al 4,5% este año, se facilitará el avance de este proceso.

El segundo foco de atención de la semana han sido los bancos centrales. En el caso de EEUU, el intenso repunte de la inflación en diciembre, hasta el 2,1% (+0,4 p.p.), vino acompañado de un tono de mayor preocupación por parte de Yellen acerca del comportamiento de los precios, lo que ha acentuado las expectativas de subidas de tipos. De esta manera, cada vez parece más probable la referencia de la mediana de las previsiones de los miembros del Consejo de la FED para finales de 2019 (3%). Ese podría ser el punto de llegada en el proceso de endurecimiento monetario y sería muy buena noticia para todos, pues implicaría que la expansión americana se alarga otros tres años. Otra cosa será la reacción del nuevo inquilino de la Casa Blanca, sobre todo, por el efecto que pueda tener sobre el tipo de cambio y, por tanto, sobre el déficit comercial. De hecho, esta semana miembros del nuevo equipo de gobierno han declarado su incomodidad con la cotización actual del billete verde, abandonando la tradicional política de dólar fuerte de la administración americana.

Tampoco el BCE va a tener fácil defender sus decisiones en los próximos 12 meses. Cuando el año parecía de transición, el comportamiento reciente de los precios complicará, al menos, la política de comunicación. De momento, en la primera reunión del año, Draghi ha intentado enfriar las expectativas de un cambio en la estrategia de política monetaria, al afirmar que el precio del dinero se mantendrá en el 0% en un horizonte temporal muy superior al de las compras de deuda. El principal argumento es que tipos bajos ahora son la mejor medicina para tener tipos de interés más altos en el futuro, confiando en la paciencia de los alemanes. Como era de esperar, la línea de defensa se centró en la inflación subyacente y, por tanto, en la confianza de que los índices generales después del repunte provocado por los precios energético vuelvan a aproximarse a los niveles marcados por las cestas sin los componentes más volátiles. Eso implica anticipar que los efectos de segunda ronda van a ser limitados. Algo que no debemos dar por descontado.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú