Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Crónica Macro Semanal: Cambio de perfil

Estudios y análisis

15/09/2017

La actualización de los datos anuales de PIB por parte del INE arroja algo más de luz sobre el perfil y la intensidad de la recuperación española y confirma la sospecha de que en las estadísticas no se estaba reflejando en su totalidad el dinamismo de la actividad.

Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

De esta manera, se han revisado al alza tanto los datos de 2015 (3,4% frente a 3,2%), como los de 2016 (3,3% frente a 3,2%) y, además de la intensidad, también cambia el perfil de la recuperación, pues ahora, en términos anuales, el máximo de esta fase expansiva se alcanzó en 2015, coincidiendo con el mayor dinamismo de la demanda nacional (+4%).

En ese momento, los motores internos estaban funcionando a su máxima potencia, con crecimientos del 3% del consumo privado, 2,1% del gasto de las Administraciones Públicas y, sobre todo, del 8,7% de la formación bruta de capital. La otra cara de la moneda era que la demanda externa drenaba 6 décimas al crecimiento, con las importaciones creciendo de manera más intensa que las exportaciones (5,9% frente al 4,2%). Por tanto, después de una larga recesión, familias, empresas y sector público empezaban a desempolvar decisiones de gasto e inversión que habían quedado pospuestas en los cajones. Y este repunte de la demanda interna se terminó filtrando a las compras realizadas en el exterior.

Aunque en 2016 prácticamente se mantuvo sin cambios el ritmo de avance del PIB (3,3%), la composición fue mucho más equilibrada, ya que la intensa desaceleración de la demanda nacional (+2,6% frente al +4% de 2015) fue equilibrada en su mayor parte por el cambio de signo de la demanda externa, que pasó a aportar 7 décimas al crecimiento (3 décimas antes de la revisión), gracias al impulso sobre la ventas al exterior transmitido por la depreciación del euro y la reactivación del crecimiento mundial. El enfriamiento de la demanda interna vino explicado, en su mayor parte, por la pérdida de impulso de la inversión (3,1% frente a 8,7% en 2015) y por la menor intensidad en el crecimiento del gasto público, ya que el consumo de las familias repitió el ritmo de avance de 2015 (+3%). Detrás de la desaceleración de la formación bruta de capital fijo se encuentra la inestabilidad política durante la mayor parte del año. Finalmente, consignar que tras la revisión, el crecimiento nominal del año 2016 no experimenta cambios, pero sí que aumenta del 3,7% al 4,1% en 2015, lo que tendrá una traducción positiva en el cálculo de los ratios de endeudamiento. Por el lado de las rentas, los más de 1,1 billones de euros que produce España se reparten de la siguiente manera: un 47,6% va a remuneración de los asalariados, un 42,1% a excedente bruto de explotación y un 10,3% a impuestos netos sobre la producción y las importaciones.

En este contexto, los datos desagregados de crecimiento del PIB del segundo trimestre muestran a una economía española prologando las inercias del año pasado; es decir, se mantiene el intenso dinamismo de la actividad (+0,9% trimestral), aunque sin menoscabo del reparto equilibrado en la aportación al PIB, entre demanda interna y externa. De hecho, la demanda externa registró el mejor comportamiento del último año, al aportar 3 décimas al crecimiento trimestral. Para la segunda parte del año, los primeros indicadores reflejan una ligera desaceleración del PIB hasta ritmos de avance del 0,7%/0,8%, que no impedirán cerrar el año con un crecimiento medio claramente superior al 3%. En este sentido, la tradicional caída de la afiliación en el mes de agosto, debido al término de la temporada estival ha sido este año  (-179.000 mil empleos) más intensa de lo que preveíamos (-123.000 mil) y de la anotada en agosto del año pasado (-145.000 mil). De esta forma, la creación de empleo se desacelera en tasa interanual por tercer mes consecutivo hasta un todavía notable +3,4%, más coherente con los datos de PIB y de EPA que los ritmos próximos al 4% de principios de año. El resultado de este inicio de tercer trimestre algo más flojo de lo esperado son las primeras revisiones a la baja del PIB para este año, aunque todos los analistas se mantienen en la banda del 3,1%/3,3% (2,5%/3% para el año que viene).

Para terminar, se debe hacer una mención especial al discurso del presidente de la Comisión Europea con el que se ha abierto el curso político en Europa. Independientemente de que la agenda de máximos anunciada (Fondo Monetario Europeo, incorporación de todos los países a la UEM en 2025, presupuesto único para la eurozona, etc), que supone un drástico cambio de la arquitectura europea nos pueda parecer un brindis al sol, el cambio de tono de Juncker respecto a las pesimistas intervenciones de años anteriores no hace más que confirmar, tanto la mejora de la coyuntura económica en la región (ahora sí que se empieza a percibir la luz al final del túnel), como la necesidad de responder al desafío que supone el Brexit. Si hace escasos meses (aniversario del Tratado de Roma) parecía que la apuesta defensiva era una Europa de geometría variable, ahora parece que se intentará avanzar en el proyecto de forma sincronizada, algo mucho ambicioso. Veremos si lo permiten las brechas abiertas por la recesión en los ejes norte-sur/este-oeste, pero el cambio de tono que se empieza a percibir en Europa de un año a otro (se llegó  a hablar de crisis existencial hace doce meses) es digno de mención. Esperemos que no sea sólo un espejismo.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú