Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Crónica Macro Semanal: buen cierre de 2017 para la economía europea

02/02/2018

Los datos publicados por Eurostat esta semana han certificado que la UEM registró en 2017 la mayor tasa de crecimiento desde el inicio de la etapa de recuperación (2,5%) y, lo más importante, superando de manera muy amplia las previsiones de analistas de principios de año, en lo que ha constituido la mayor sorpresa positiva para la región en los últimos años.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

A la espera de los datos desagregados de todos los países, se debe destacar el buen comportamiento de la economía francesa, con un crecimiento cercano al 2% y una interesante aportación al mismo de la inversión en capital fijo (+3,7% en los últimos 12 meses), reflejando el "efecto Macron". Por su parte, el crédito en la región registró un ritmo de avance medio del 2%, acelerándose desde el +1,3% del año anterior. El saldo de crédito a empresas y hogares residentes en la UEM alcanzó a cierre de 2017 los 9,91 billones de euros, a sólo 150.000 millones del máximo alcanzado en 2011. Eso sí, se mantienen las diferencias entre el comportamiento del conjunto de países core, cuyos saldos avanzan a tasas cada vez mayores (+4,2% en 2017 vs. +3,1% en 2016), y los periféricos con saldos todavía decrecientes, -2,5% de media, aunque casi todos los países este año caen menos, salvo las excepciones de Italia y Grecia. A resaltar, el buen comportamiento del crédito al consumo que terminó el año con un avance del +6% vs. +3,3% del año anterior. Este tipo de financiación se sustenta en la demanda de bienes duraderos tales como mobiliario, electrodomésticos o vehículos, que se ha visto reactivada gracias a la mejora de la confianza de los hogares sobre la economía y de los mercados laborales y las condiciones de financiación, tal y como reflejan las encuestas de préstamos bancarios.

De momento, la aceleración del crecimiento en el pasado año no se ha trasladado a los precios, pues la inflación se redujo en una décima en enero hasta el 1,3%, mientras la subyacente subió en la misma cuantía, hasta el 1%. Aunque la inflación general también disminuyó en Alemania durante el último mes (1,4% frente al 1,6%), la elevada tasa de crecimiento de la economía germana en 2017 (2,5%), que ha elevado la utilización de la capacidad en el sector industrial hasta el 90%, y las primeras peticiones de subidas salariales en convenios de referencia para el país (+6% IG Metall) hacen pensar que las primeras sorpresas al alza en inflación podemos verlas en Alemania.

En un contexto global en el que la consolidación del precio del petróleo en la zona de 70 dólares y los efectos de los recortes fiscales de Trump también van a ir acercando la inflación a los objetivos de los bancos centrales, los mercados de bonos están anticipando esta tendencia, con subidas acumuladas significativas en lo que llevamos de año de las principales referencias, tanto en EEUU (+38 puntos básicos hasta el 2,79%), como en Alemania (+29 puntos básicos). De momento, el movimiento lo está liderando el bono americano, esta semana también afectado por el aumento del volumen de emisiones previsto por el Tesoro americano. Aunque este comportamiento de la deuda estaba contemplado en la mayoría de estrategias de inversión para este año, preocupa la intensidad del movimiento y sus potenciales efectos sobre los mercados de valores.

Finalmente, según el dato provisional publicado por el INE, la economía española creció un 0,7% trimestral de octubre a diciembre, tasa que se sitúa una décima por debajo del trimestre anterior y de la estimación que el Banco de España apuntó hace un mes; el aumento interanual se mantiene, por tercer trimestre consecutivo, en el 3,1%. Tras este dato, el conjunto de 2017 cerró con un crecimiento, el cuarto consecutivo, del 3,1%, dos décimas menos que el año anterior, de modo que el PIB acumula un aumento del 13% desde mínimos. Y, aunque todavía es pronto, el primer dato importante de este primer trimestre (afiliación de enero) va en línea con un mantenimiento del ritmo de crecimiento del PIB. Siempre es difícil analizar los datos de afiliación de enero en España, teniendo en cuenta la elevada estacionalidad de nuestra economía (y las características especiales de nuestro mercado de trabajo). En general, nuestra previsión es que en los primeros meses del año la afiliación se va a comportar algo peor que en la primera parte de 2017, teniendo en cuenta que en ese momento la economía estaba creciendo a ritmos anualizados próximos al 4%. En este sentido, los datos de enero de empleo, aunque a primera vista son negativos (siempre lo es un descenso de la afiliación de 178.170 personas), prácticamente replican el comportamiento de enero del año pasado (-174.880 afiliados) y, en ese sentido, incluso son algo mejores de lo que esperábamos. Además, en términos desestacionalizados se intensifica el aumento de la afiliación (+66.578 personas), unos 20.000 más que la media del 4T17. A estas alturas, que la tasa de crecimiento interanual de la afiliación se mantenga en el 3,4% son buenas noticias. Luego habrá que esperar a la fotografía que nos proporcione la EPA, teniendo en cuenta las discrepancias de los últimos trimestres con los datos de la Seguridad Social.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú