Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: Aumentan los riesgos para la economía mundial

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 11 de noviembre de 2016 a las 15:15 por José Ramón Díez Guijarro

En "El Desmoronamiento", George Parker, a través de las vidas de un grupo de americanos corrientes, describe los cambios experimentados por la sociedad y la economía americana en los últimos 30 años.

También, cómo esos cambios han terminado desestructurando a amplios segmentos de la población, aumentando la desigualdad y, sobre todo, reduciendo la movilidad social, factor clave de los éxitos de la economía americana en la posguerra. Probablemente, en esa mayoría silenciosa afectada por la globalización y sus efectos en el tejido industrial americano encontremos buena parte de la explicación a lo ocurrido el pasado martes. Los primeros análisis van en esa dirección, pues el 67% de los blancos no universitarios o el 62% de los habitantes del medio rural son los estratos de población que han terminado de decantar el resultado de las elecciones. En todo caso, los sociólogos y analistas políticos americanos van a tener mucho trabajo en los próximos meses.

Aunque tan difícil como lo anterior es intentar anticipar las consecuencias económicas de lo ocurrido, pues de momento no existe nada parecido a un "Trumpconomics" (programa económico), sino sólo un conjunto de propuestas inconexas, sin una memoria económica,  mezclando recetas keynesianas (aumento del gasto público), con otras de carácter liberal (bajadas de impuestos), todas ellas condimentadas con ideas proteccionistas en las relaciones con el exterior. Por tanto, de momento sólo se puede anticipar un incremento del riesgo político, al menos a corto plazo, y de la vulnerabilidad de la recuperación global. Vamos a ver un país más aislacionista, no sólo en términos políticos, sino también económicos, lo que puede poner en peligro los acuerdos comerciales actuales (NAFTA) y, sobre todo, los que se estaban negociando en estos momentos (TTIP, TTP). Es decir, el retroceso de los intercambios comerciales de los últimos años, que analizaba el FMI en su último informe semestral, amenaza con convertirse en algo estructural, más que en una consecuencia de la crisis económica. Por tanto, seguramente, el proceso de globalización cambiará respecto a como lo hemos conocido en las últimas décadas.

Además, la incertidumbre sobre el tono a medio plazo de la política económica ha aumentado de forma marcada, lo que puede dañar las expectativas y, por tanto, las decisiones de inversión y consumo. Es decir, la duda es cómo se puede ver afectada la expansión económica americana y, por tanto, el ciclo de recuperación mundial. En teoría, una política fiscal como la que pretende poner en práctica Trump (aumento del gasto público y bajada de impuestos) debería retrasar la llegada de la próxima recesión. El problema es que tardará en ponerse en marcha y, seguramente, las medidas se quedarán diluidas en las Cámaras por su elevado coste (al menos 5 billones de dólares en los próximos 10 años). Por el camino, existe el riesgo de que estos anuncios desencadenen una fuerte corrección en el mercado de bonos, por los potenciales efectos negativos de estas políticas sobre la inflación y el endeudamiento público (más de 25 puntos de PIB). En este sentido, mientras la atención estaba centrada en el buen comportamiento de Wall Street tras el anuncio de la victoria de Trump, menos atención se prestó a la fuerte corrección en los mercados de bonos (40 puntos básicos desde los mínimos del miércoles) que ha ocasionado pérdidas acumuladas de casi 400.000 millones de dólares. Esta subida de rentabilidades vino de la mano de un intenso aumento de las expectativas de inflación (cuatro décimas, hasta el 2,5%) que podría obligar a la FED a normalizar la política monetaria a un ritmo superior a lo esperado, lo que tendría efectos negativos sobre la estabilidad financiera mundial. El otro punto de debilidad puede ser el comportamiento de los tipos de cambio pues, tras la calma de los últimos meses, podríamos ver el retorno de la "guerra de divisas", especialmente con China, lo que terminaría alentando las tentaciones proteccionistas e incrementando las tensiones en la inflación antes comentadas. Aunque también se debe señalar que todo esto se produce en un momento de elevada fortaleza de la economía americana, con un crecimiento sólido (por encima del potencial) y una intensa creación de empleo.

En definitiva, nos encontramos ante el enésimo shock negativo que afronta la economía mundial, en el accidentado camino transitado desde el final de la última crisis. La esperanza es que esa nueva normalidad, en la que estamos inmersos y que implica un bajo crecimiento potencial, también parece conllevar una elevada resiliencia ante este tipo de eventos. Pero, la incertidumbre nunca es buena y menos para una economía como la americana que, aun manteniendo un  elevado dinamismo, ya está en la parte madura de la fase cíclica expansiva. Por tanto, será vital que el nuevo presidente despeje rápidamente las dudas sobre cómo y con quién va a gobernar y que funcione el tradicional sistema americano de equilibrios y contrapesos. También la comunicación va a ser esencial en los primeros meses de mandato, por su influencia en las expectativas de los mercados.  De momento, se puede anticipar una economía americana menos abierta al exterior, con un tono de la política fiscal más expansivo, en parte compensado por una política monetaria más restrictiva. Y ese cambio de régimen de la política económica, indudablemente aumentará la volatilidad y fragilidad de los mercados financieros, especialmente en los segmentos de renta fija. Y, tampoco será muy positivo, como ya se ha visto esta semana, para los países emergentes y, especialmente, para América Latina.

1 comentario

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

1 comentario

13 de noviembre de 2016 a las 19:48Josep Ribes Garcia
La globalización nos afecta a todos, el mundo compite con el mundo, se acabaron los aranceles (Trump quiere volver a ellos) y los progres mundiales también, no resisten la competencia de los pobres del mundo, creen que ellos son los pobres y que los desheredados del 3er mundo ya van bien con limosnas y ONGs y o les damos la posibilidad de competir o nos invadirán pacíficamente y no tan pacíficamente porque quieren participar de nuestro bienestar que ahora para nosotros más bien parece malestar, y si no les damos una solución los iluminados se la darán con peores consecuencias para nosotros. Los recién titulados quieren el estandard de vida de sus padres, el Sr jefe, el ingeniero, el abogado etc... y ya no es así. Hemos cambiado de paradigma, cuando antes nos enteremos, mejor para nosotros, antes actuaremos en el nuevo mundo que acabamos de descubrir.
Cerrar menú