Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: Ajustando expectativas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 12 de enero de 2018 a las 15:30 por José Ramón Díez Guijarro

Los primeros días del año han servido para reafirmar las tendencias que presidieron buena parte de 2017: 

Elevado dinamismo de la actividad, inflación contenida (ni demasiado alta, ni demasiado baja), optimismo de los inversores que se traduce en un aumento de su exposición al riesgo, baja volatilidad y elevada confianza en que los bancos centrales van a conseguir salir de una situación caracterizada por su excepcionalidad sin provocar tormentas en los mercados financieros. Como resultado, la mayoría de índices bursátiles ya se han revalorizado más de un 3% (4% en el caso del IBEX). Es cierto que las valoraciones de algunos activos financieros (por no hablar de las criptomonedas) causan respeto, pero no mucho más que en buena parte del año pasado, teniendo en cuenta la mejora en el crecimiento nominal. Así que, con el viento en las velas y a punto de iniciar una temporada de resultados con buenas expectativas, no parece lo más sensato ponerse en contra de la tendencia de fondo del mercado, pero sí revaluar la exposición a aquellos activos con valoraciones más exigentes en términos relativos (bonos) y, sobre todo, ser conscientes de la necesidad de ser flexibles en las estrategias de inversión a lo largo del año. Como referencias clave a seguir, de momento, la atención se centra en el bono americano a 10 años que podría romper niveles técnicos importantes (2,6%), la evolución de la pendiente de la curva americana (todos sabemos lo que anticiparía una inversión de la misma) y el comportamiento del precio del petróleo que ya lo tenemos en la zona de los 70 dólares, reflejando la recuperación de la demanda mundial y el aumento de la tensiones en Oriente Medio en los últimos meses (Arabia Saudí, Líbano, Irán, etc).

La clave, como todos sabemos desde hace meses, va a ser la gestión del proceso de normalización monetaria de los bancos centrales. No tanto en EEUU, donde el trabajo está bastante adelantado (ahora parece que, al final del proceso de subida de tipos, la referencia oficial estará más cerca del 3% que del 2%), como en Europa, donde se sigue ampliando la brecha entre los fundamentos económicos (los más sólidos de la última década) y unas condiciones monetarias extremadamente laxas. Los últimos datos conocidos en Alemania de producción industrial, pedidos, etc, confirman que su economía creció en 2017 al mayor ritmo de los últimos seis años, las señales en España (empleoproducción industrial, número de turistas, etc) también reflejan que la economía no perdió dinamismo en el último trimestre y, por último, el superávit por cuenta corriente de la UEM, que se amplió en el tercer trimestre hasta un nuevo máximo histórico (129.000 millones de euros o un 3,5% del PIB), ratifica que el tipo de cambio en los niveles actuales no es un obstáculo para que la demanda externa de la región esté contribuyendo de forma muy positiva al crecimiento. En este sentido, han sido muy importantes las actas publicadas de la reunión del BCE de diciembre, pues reflejan la incomodidad de buena parte del Consejo con una posible extensión del QE y el consenso sobre la necesidad de adaptar la comunicación al nuevo entorno económico. De hecho, el BCE ya no habla de recuperación, sino de expansión, lo que cerrará el output-gap antes de lo esperado y, por tanto, aumentará la probabilidad de que las subidas en los índices generales de inflación se terminen filtrando a las medidas subyacentes. También fue interesante la idea de que el QE sólo estaba justificado por el riesgo de deflación, lo que dificultará ampliar el programa a partir de septiembre. La pregunta es si todo lo anterior puede provocar novedades en la senda esperada de subidas de tipos por parte del BCE. De momento, los mercados empiezan a cotizar algún alza en la facilidad de depósito antes de finales de año (nosotros esperamos que en diciembre se eleve de -0,4% a -0,25%). Ese movimiento inicial en la referencia fundamental para la política monetaria en los últimos años constituiría la espoleta del cambio de tendencia en los tipos de interés en Europa.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú