Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: acometida y contragolpe con denominación de origen.

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 30 de septiembre de 2016 a las 15:30 por José Ramón Díez Guijarro

La publicación de las cuentas trimestrales no financieras de la economía española permite seguir la evolución de las decisiones de ahorro e inversión de las principales unidades institucionales que forman la economía nacional (hogares, empresas, administraciones públicas, etc) y sus relaciones con el exterior.

En este sentido, la noticia positiva es que la economía española no sólo sigue manteniendo capacidad de financiación, sino que, además, en el segundo trimestre se situó en máximos de la serie en dicho periodo (9.021 millones de euros frente a 4.614 millones hace un año). Esto significa que el ahorro generado por nuestros agentes supera a la inversión y, por tanto, en términos agregados no tenemos que apelar a la financiación externa, algo fundamental para un país que acumuló un elevado stock de deuda externa en la anterior etapa expansiva. Esto es así, porque aunque la inversión sigue creciendo en tasa interanual (+4,9% hasta representar un 20,3% del PIB), el ahorro lo hizo con más intensidad (+12,9% hasta el 22,1% PIB). El resultado es que el ahorro está en máximos desde 2007 y la inversión recupera los niveles de 2012, aún muy lejos de los máximos del anterior ciclo (30% del PIB) cuando invertíamos como un país emergente y ahorrábamos como un país OCDE. Lo positivo es que esta ampliación de la brecha entre ahorro e inversión aumenta el margen que tiene para crecer la formación bruta de capital fijo sin tener que apelar a la financiación externa. Y, además, explicaría  que nuestra economía esté siendo capaz de compatibilizar crecimientos del PIB superiores al 3% con la continuación del proceso de desapalancamiento de empresas y familias.

En este sentido, el comportamiento por agentes sigue siendo muy dispar, pues esta intensa mejoría de la posición financiera de la economía procedió del sector privado no financiero, tanto familias como, sobre todo, empresas, que contrarrestó ampliamente el deterioro de las instituciones financieras y, en especial, del sector público, ya que su necesidad de financiación (déficit) creció un 9,2% interanual hasta 26.051 millones de euros, de modo que, en términos acumulados de cuatro trimestres, alcanza los 58.176 millones, cantidad equivalente al 5,3% del PIB (5% en 2015, descontadas las ayudas al sistema financiero). En cuanto a las familias, lo más destacable es que el gasto nominal creció cuatro décimas menos que la renta bruta disponible (2,3% frente al 2,7%), de manera que el ahorro aumentó por primera vez en el último año (+4,3% trimestral), lo que supone en términos anuales 57.000 millones o un 8,3% de la renta disponible. Cifra superior a la inversión en 27.474 millones de euros. En el caso de las empresas, la fotografía es similar, pues el ahorro, también impulsado por un menor pago de impuestos, sigue superando de manera holgada a la inversión y el resultado es una capacidad de financiación en los niveles más altos desde 2010.

Los datos de balanza de pagos del mes de julio, refrendarían estas tendencias al inicio del tercer trimestre, pues el saldo positivo de las cuentas corriente y de capital (determinan  la capacidad o necesidad de financiación) totalizaron +3.600 millones de euros, por encima de los 3.400 millones de julio de 2015. En términos acumulados de doce meses esa saldo positivo asciende a 26.100 millones de euros, algo más del 2% del PIB. Por último, se debe destacar la mejora del superávit de la balanza de bienes y servicios en el mes de julio (5,7 m.m. de euros frente a los 4,8 m.m. de euros del mismo mes de 2015).

La publicación de los datos preliminares de inflación en la UEM del mes de septiembre, refleja que cada vez tiene menos sentido pensar en una ampliación de las medidas expansivas por parte del BCE, pues significa estar mirando con el retrovisor el comportamiento de los precios, cuando la política monetaria debe ir por delante.  Es decir, el riesgo de deflación lo vamos a ir dejando atrás, poco a poco. La inflación repuntó dos décimas en septiembre hasta el 0,4%, máximo en dos años. Buena parte de este resultado se explica por energía (-3,0% vs -5,6%, en tasa interanual) que recoge el impacto alcista del encarecimiento de los precios del petróleo en los dos últimos meses (el tipo Brent acumula casi un 10% desde julio). En cuanto a la subyacente, se mantiene estable en el 0,8%, a pesar de que la inflación en servicios repunta una décima hasta 1,2%. Todos los grandes países que han publicado el dato registran subidas en la inflación general: +0,2 p.p. en Alemania e Italia, hasta 0,5% y 0,1%, respectivamente; y +0,1 p.p. en Francia hasta 0,5%.  En el caso de España, la inflación se elevó en septiembre hasta máximos de 2 años y medio (+0,3%) impulsada por la energía. De esta manera, la inflación habría entrado en zona positiva en nuestro país después de 14 meses cayendo. Un escenario de gradual aumento de los precios en la zona euro en los próximos meses, como parece probable, se vería apoyado por la reciente decisión de la OPEP de recortar la producción entre 700.000 y un millón de barriles al día. Es cierto que todavía faltan los detalles del recorte y habrá que ver el grado de cumplimiento por países, pero parece claro que el precio del crudo podría estabilizarse en los próximos meses en la zona de 50 dólares, dejando atrás los mínimos de principios de este año. Con este escenario de precios, la economía española podría acercarse el año que viene a crecimientos nominales del 4%, lo que supondría un apoyo al proceso de desapalancamiento comentado anteriormente.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú