Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Contrato de arras o de reserva de vivienda, ¿cuál debo elegir?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Infografía
Publicado el 15 de septiembre de 2020 a las 07:00 por Bankia

El contrato de reserva y el contrato de arras son dos términos que se utilizan a la hora de comprar una vivienda. Aunque se suele hablar de ellos sin diferenciarlos, no son iguales.

Si estás pensando en comprar un piso, habrás visto que hay un montón de trámites que quizás no conocías. Y es que adquirir una vivienda no es algo sencillo, hay diferentes pasos previos a los que tendrás que hacer frente. El que nos ocupa es decidir si hacer un contrato de arras o un contrato de reserva. Ambos sirven para, una vez encontrada la casa deseada, garantizar su compra.

Sin embargo, aunque tienen la misma finalidad no se desarrollan igual. La diferencia principal es que el contrato de reserva es un contrato, mientras que el de arras es una especie de acuerdo legal. Por ello, el contrato de arras tiene la opción de anular el acuerdo una vez que se haya pagado lo firmado, mientras que el de reserva no.

A continuación, te explicamos más detalladamente sus diferencias para que puedas decidir cuál te interesa más.

Contrato de reserva

El contrato de reserva tiene como fin garantizar la venta de una vivienda, algo que implica tanto al comprador como al vendedor. A través de este contrato el comprador reserva la vivienda a cambio de pagar una señal, que dependerá del precio de la venta, y el vendedor se compromete a traspasarla. La señal no es una cantidad fija, pero suele rondar entre el 1% y el 5% del precio de la venta.

Se trata de un contrato que es de obligatorio cumplimiento, por lo que no se puede rescindir. Además, dadas sus características, suele ser utilizado por inmobiliarias y constructores, ya que a ellos les interesa la venta directa y obligada. Únicamente se puede anular si en él aparece una cláusula que lo permita.

Esta figura está recogida en la Ley de Venta a Plazos de Bienes Muebles 28/1998, reflejada en el BOE 14/07/1998.

Ventajas y desventajas del contrato de reserva

La principal ventaja del contrato de reserva es la seguridad, tanto para el comprador como para el vendedor, de que se va a realizar la transacción. Este tipo de contrato incluye una serie de puntos bien detallados, como el plazo para firmar las escrituras, el importe de la señal o el procedimiento de pago, que deberán ser cumplidos.

En el caso del vendedor, este contrato es una garantía para saber en qué momento debe entregar la casa y cuánto dinero recibirá por parte del comprador. Este, por su parte, tiene la certeza de que acabará poseyendo el piso en el tiempo y por el dinero que se ha firmado en el contrato.

Una seguridad que puede suponer también una desventaja. Y es que, si se firma el contrato de reserva, ni comprador ni vendedor se podrán echar para atrás. Esta obligación tiene que ver también con los pagos acordados, por lo que antes de firmarlo, hay que estar seguro que se dispone de la financiación. Esta obligatoriedad afecta también al vendedor, quien no se podrá echar atrás en caso de encontrar un mejor comprador o no querer vender la vivienda finalmente.

Contrato de arras

El contrato de arras, al igual que el anterior, se firma con el fin de garantizar la compra de la vivienda y con él también se entrega una señal que depende del precio de la vivienda. Este tipo de contrato cuenta con tres modalidades diferentes y cada uno de ellos conlleva distintas obligaciones y derechos. Son las arras confirmatorias, las penitenciales y las penales. La primera de ellas tiene unas consecuencias idénticas al contrato de reserva. De esta forma, si alguna de las partes no cumple con lo firmado, se podrá reclamar a nivel legal por los daños y perjuicios ocasionados.

El contrato de arras penitenciales está representado en el artículo 1454 del Código Civil y supone un compromiso de compraventa, aunque se puede romper. Si es el comprador el que rompe el contrato, perderá el dinero entregado como arras. Sin embargo, si es el vendedor el que decide no seguir adelante con la operación, deberá devolver al comprador el doble de las arras entregadas. Se trata del modelo de contrato más utilizado. Por último, el contrato de arras penales funciona igual que el de las penitenciales, pero con este además se podría exigir el cumplimiento del contrato, por lo que no permite desligarse del acuerdo.

Ventajas y desventajas del contrato de arras

La mayor ventaja del contrato de arras es que dentro de sus modelos existe la posibilidad de reservar la casa y luego rescindir el contrato pagando la respectiva indemnización. Un hecho que puede ser muy útil para aquellos que tienen dudas de conseguir la financiación a la hora de comprar una casa. Sin embargo, esta posibilidad también puede suponer que el vendedor encuentre un comprador mejor o que se arrepienta de vender la casa y haga que la pierdas.

1 comentario

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

1 comentario

15 de septiembre de 2020 a las 16:00Maite
Gracias por el artículo, es útil para el consumidor que busca comprar una vivienda.

Bankia

comunicaciondigital@bankia.com

Twitter

Youtube

Cerrar menú