Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Cosas que podrías comprar en los 80 con 200 euros

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Vídeo
Publicado el 25 de septiembre de 2018 a las 07:00 por Bankia

El 1 de enero de 2002 el euro era la única moneda válida en España. La peseta, que tantos años convivió con muchos españoles, se despidió de ellos tras 134 años de alegrías y puede que alguna pena.

Con la entrada y uso del euro en España, la sociedad empezó a vivir de una manera diferente. Los que bajaron al bar de la esquina a tomar un café con leche ese 1 de enero pagaron 1,25 euros, mientras que el día anterior la misma consumición les costó tan solo 125 pesetas. Si se hubiera hecho el cambio real de pesetas a euros, ese café habría costado 0,75 euros.

¿Qué podríamos comprar en 1980 con 200 euros?

Con el cambio de precios, nos viene esta pregunta a la cabeza: ¿qué podíamos comprar en los años 80 con 200 euros? Aunque ahora 200 euros no nos cundan mucho y con tres cosas que compremos ya los hemos gastado, en 1980 viviríamos bastante desahogados y seríamos casi los ricos del barrio.

Los artículos tecnológicos eran un bien que pocos podían permitirse y dependiendo del producto o su equivalente en la actualidad, muchos se pensarían dos veces si comprarlos o no. Por ejemplo, un walkman era un artículo de lujo, ya que costaba 34.000 pesetas. Si lo llevamos a la actualidad, su equivalente sería un reproductor Mp3, artículo que incluso ya ha quedado obsoleto en 2018. Esas 34.000 pesetas se corresponden con 204 euros, y este aparato electrónico, dependiendo de la marca, se valora en la actualidad alrededor de esa misma cantidad.

Por un poco más de 200 euros también podías adentrarte en el mundo de la fotografía. Una Yashica FX-3, costaba 34.500 pesetas, unos 207,35 euros actuales. Esta marca de cámara fotográfica ha vuelto y el modelo básico puede adquirirse por 120 euros. Una bajada de casi 80 euros, pero puede deberse a la gran variedad de cámaras de fotos que existe en el mercado.

La Epoch, una de las consolas portátiles más famosas de la época, costaba 15.000 pesetas, una cantidad que pocos podían permitirse, pero que en la actualidad sería un auténtico chollo. Su precio en euros hubiese sido de 90,15 euros, muy por debajo de los 155 euros que vale la Nintendo 2DS XL, uno de los últimos modelos de Nintendo.

En cuanto a los electrodomésticos básicos del hogar como lavadora, frigorífico o cocina los precios varían mucho respecto a la actualidad. Por poco más de 200 euros podías hacerte con una lavadora, un frigorífico o una cocina de último modelo. Estos incluían todos los programas y características que hoy se considerarían básicos, pero que para la época eran premium.

Años de los cromos y los flashes

Algunos de estos productos tecnológicos eran propios de los 80, pero ¿quién no se acuerda del Frigo pie, de los chimos, los flashes o de los sobres de cromos? El portal Yo fui a EGB recuerda que en los años 80, 100 pesetas daban para mucho, pero ahora con un euro los niños pueden comprarse unas cuantas gominolas y poco más.

El rey de los helados, el Frigo pie costaba 30 pesetas, actualmente lo podemos encontrar por 85 céntimos. Mientras que en los 80 con 200 euros podíamos comprar 1.111 frigopies, ahora mismo solo podremos adquirir 235 helados por el mismo precio.

Los álbumes de cromos eran otro de los productos que no podían faltar en los recreos del colegio. Los de la liga de fútbol eran los más codiciados, y el ‘no le, no le, si le, si le' era la "frase" más escuchada. Con 12 pesetas podías descubrir 6 nuevos cromos y estar más cerca de completar el álbum. Esos 0,07 euros actuales dan para comprar un chicle en el quiosco de la esquina, pero pocos cromos podríamos comprar, ya que su precio actual es de 0,70 euros. Un total de 2.857 paquetes de cromos, lo que se traduce en 17.142 cromos, se podían comprar en 1980 con 200 euros. En cambio, en 2018 podemos comprar 285 sobres con ese mismo dinero.

La movida madrileña empezaba a nacer en la capital y la música era uno de los pasatiempos de los jóvenes. Ahora en el móvil podemos escuchar cualquier canción que queramos, pero en los 80 la cosa cambiaba. El tocadiscos y los vinilos eran los productos más valiosos para muchos. Alrededor de 1.000 pesetas costaba un disco, unos 6 euros actuales. Las cintas de casette en las que se grababan las canciones que salían en la radio eran algo más baratas. Por 250 pesetas podías grabar 60 minutos, lo que se traduce en 2,10 euros.

La vida avanza y los artículos básicos de los años 80 no son los mismos que los que necesitamos ahora para vivir. Lo que antes se consideraba un capricho para el que tenías que ahorrar el sueldo de varios meses, hoy se considera un artículo que podemos adquirir en cualquier momento. ¿Cómo serán los precios dentro de otros 38 años?

2 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

2 comentarios

14 de mayo de 2019 a las 00:35De los 80 website
Hola, gracias por el artículo, me encantó. Un saludo
20 de mayo de 2019 a las 12:11Bankia
Gracias por tu comentario, nos alegramos de que te haya gustado.
Cerrar menú