Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Cómo se paga en el universo Star Wars?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Leer más tarde Vídeo
Publicado el 11 de diciembre de 2017 a las 07:00 por Bankia

¿Te has preguntado alguna vez cómo se paga en Star Wars? Sistemas de pago, monedas y bancos tienen su reflejo en la ciencia ficción en televisión y en el cine. Mundos inventados o inspirados en nuestra realidad dan mucho juego a escritores y guionistas. Distopías, futuros tecnológicos o pasados fantásticos tienen también sus monedas. ¡Listos, cámara, acción… y que la fuerza te acompañe!

Star Wars

La saga por excelencia de ciencia ficción, la space opera por antonomasia (con permiso de Star Trek) nos dejó tres largometrajes en los años 70 y 80, pero está regresando con numerosas entregas estos días: hablamos de Star Wars. En ‘una galaxia muy lejana' el ser humano ha conquistado numerosos sistemas planetarios y a través del crédito intergaláctico comercia por todos los rincones.

Los chips de crédito, también llamados dactarios de la República o crédito del Imperio (según el momento de la historia), son una divisa también aceptada durante parte de la historia y todo este sistema monetario es controlado por el Clan Bancario Intergaláctico. En un inicio, este sistema surgió con el apoyo de esta institución financiera y el planeta Muuninlist, tradicionalmente muy rico. El chip de crédito se divide en 10 decicreds y 100 tincreds.

Durante la república, su símbolo era una R cruzada por dos líneas verticales. Esta representación se perdió, lógicamente, con la llegada de Imperio.

No obstante, hay que estar atentos a las nuevas películas de Star Wars: seguro que nos dejan algún detalle más para conocer sus divisas.

Star Trek

No podía faltar en nuestra lista esta obra maestra del género en todos los formatos desde su nacimiento en 1966. Ahí encontramos un claro antecedente del euro: el crédito federal de la Federación Unida de Planetas. Nació como necesidad de integración de las diversas economías de cada planeta y la voluntad de unificar divisas para evitar confusión en tasas de cambio. Con la llegada de un nuevo miembro a la federación, el valor del crédito federal se actualiza.

Debido a fallos en los sistemas informáticos, se creó una moneda física, el token, de 1, 5 y 10 créditos, en bronce, plata y oro, respectivamente. Asimismo, se crearon billetes. Y aunque esto nos recuerde a nuestra realidad, hay diferencias: las monedas y billetes están identificados molecularmente. Las falsificaciones, por tanto, no son posibles.

Pero hay otras monedas en el Universo Star Trek: la Unión Cardassiana usa el lek; el Gobierno Provisional Bajoriano, tiene la lita; los Klingon, el darsek...

Harry Potter

En esta historia protagonizada por el niño que sobrevivió, el joven mago del rayo en la frente se ve inmerso de la noche a la mañana en un mundo repleto de reglas y conceptos que desafían su forma de entender el mundo que le rodea. El dinero es otra novedad más a la que tiene que acostumbrarse.

Y es que Harry Potter debe de aprender a desenvolverse en un mundo de galeones de oro, sickles de plata y knuts de bronce. Y no es algo fácil para un muggle: un galeón equivale a 17 sickles y a 493 knuts. Al cambio vigente en 2010, un galeón tenía el valor aproximado de 5 libras esterlinas (casi 6 euros).

La cosa se complica cuando el universo Potter se extiende a Estados Unidos. Allí, el dinero mágico tiene nuevas divisas: el dragot y el sprink.

Por suerte, y gracias a la herencia de su familia, uno de los más acaudalados linajes mágicos del que es el único descendiente vivo, el joven Potter no pasa penurias económicas en la historia. En Gringotts, el banco para magos oculto en Londres, la comunidad de magos accede a sus ingresos protegidos por los duendes.

Juego de Tronos

En el popular universo creado por el escritor George R.R Martin también utilizan sus propias divisas. Así, tras la Conquista de los Siete Reinos por Aegon el Conquistador y sus dos hermanas, Visenia y Rhaenys, la dinastía Targaryen se hizo con el control de Poniente y estableció su propio sistema monetario.

De esta manera, el valor de la moneda va determinado por la calidad del metal utilizado y su pureza. De mayor valor a menor, los ponientis intercambian dragones de oro, lunas de plata, venados de plata, estrellas de cobre y peniques.   

Es así que los Stark, Martell, Arryn o Lannister utilizan estas monedas para generar todo un entramado económico supervisado por la Corona desde Desembarco del Rey, la capital y todo este sistema es administrado por el Consejero de la Moneda o Lord Tesorero y forma parte del poderoso Consejo Privado, consejeros del monarca.

Cuando alguna familia noble de Poniente necesita financiación, suele recurrir a la entidad bancaria más reconocida de Essos, el Banco de Hierro, con sede en la ciudad de los canales, Braavos. Este banco representa una fuerza política e institucional sin parangón y si alguien no paga su deuda, el Banco de Hierro se encarga de garantizar el pago de una u otra manera. Así, financian a partes iguales guerras, motines o préstamos. De cualquier modo, el banco bravosii siempre se asegura el pago.

Mr. Robot

Esta serie original de Sam Esmail juega con una historia de ciberterrorismo como llave e hilo narrativo. Sigue la historia un talentoso hacker que se hace llama Mister Robot y cuenta una historia con inspiraciones reales, haciéndola cercana. Trata con las desigualdades de clase y el valor moral de los grandes conglomerados de empresas.

En esta ficción, la moneda digital o bitcoin compite frontalmente con la Ecoin, moneda que pertenece a una empresa influyente y que sirve de antagonista/ente necesario para la historia. Se habla de una sociedad que se encuentra en pleno proceso de transformación económica y que ve en el mundo digital su mayor aliado y su peor enemigo.

Y es que entendemos y comprendemos un mundo siempre y cuando sabemos desenvolvernos en él. Controlarlo. Qué mejor manera de identificarnos con él que a través de la ambientación y el atrezzo. El dinero forma parte de ello y nos ayuda a sentirnos parte de la historia.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú