Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Comentario Macro Semanal: Buen cierre de primer trimestre

Estudios y análisis

07/04/2017

Con poco más de tres meses transcurridos de año se están confirmando las previsiones que anticipaban un fuerte repunte del crecimiento nominal en las principales economías del mundo en 2017.

Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

Con la actividad, en términos reales, avanzando a ritmos cercanos al 3% (máximos de esta fase cíclica) y la inflación repuntando hasta el 2,5% (2% en la OCDE y 3% en las economías emergentes), el impulso del ciclo de actividad está superando los temores sobre los efectos potenciales del aumento del riesgo político.

Esta mejora del escenario económico se está viendo favorecida por el mantenimiento de políticas económicas acomodaticias, especialmente en su vertiente monetaria, y por la ampliación de los motores del crecimiento global, con más aportación de los emergentes y Europa. Esta puede ser la tónica para los próximos trimestres, con ligeros cambios en la composición del crecimiento nominal, según la inflación vaya retrocediendo hacia zonas más próximas a las lecturas subyacentes. Es un escenario desafiante para los bancos centrales que, de momento, mantienen estrategias de salida muy conservadoras, lo que ha limitado la reacción de los mercados de bonos al cambio del entorno económico. Pero en los próximos trimestres deberán aclarar cómo reducir el tamaño del balance por el lado de la FED, y si la normalización va a empezar por subidas de los tipos de interés o por un "tapering" , en el caso del BCE).

España ha seguido la tónica del resto del mundo y los indicadores reflejan el mantenimiento de elevados ritmos de actividad en el primer trimestre. Esta semana conocíamos que la afiliación aumentó en marzo en 161.752 personas, máximo histórico en dicho mes,  y en los últimos doce meses la creación de empleo ascendió a 604.000 personas (+3,5%). En términos desestacionalizados, la afiliación en marzo (73.941 personas) ha sido la más intensa desde octubre del año pasado. El aumento de la afiliación en el trimestre (+0,9%) anticipa que el PIB podría estar creciendo a ritmos trimestrales próximos al 0,8%. Por tanto, de momento no hay muchas señales de desaceleración de la actividad, lo que está obligando a revisar al alza las previsiones de crecimiento del PIB para este año, ejercicio parecido al que realizaron los analistas hace doce meses. Esta misma semana, el Banco de España actualizó su proyección para este año del 2,5% al 2,8% (2,3% en 2018 y 2,1% en 2019), gracias a un mejora de las perspectivas de los mercados exteriores y a la constatación del incremento de la cuota interna de nuestros productos, derivado de las ganancias de competitividad. Este último punto es relevante, pues hasta ahora se habían verificado los efectos positivos de la evolución nuestros costes laborales unitarios en las ventas al exterior, pero no había indicios de un proceso de sustitución de importaciones por producción interna, algo que ahora se empieza a percibir, y que explicaría una respuesta de las importaciones al tirón de la demanda menos intensa que en el pasado. En el lado negativo, el BDE revisa a la baja la previsión de aumento de la inversión en bienes de equipo (del 5,1% al 3,1%).

Lo importante es que este elevado dinamismo de la actividad está siendo compatible con el mantenimiento de una elevada capacidad de financiación. Por quinto año consecutivo, la economía española generó, en 2016, capacidad de financiación, equivalente al 2% del PIB, idéntico porcentaje que el año anterior y muy cerca del máximo de 2013 (2,1%). El deterioro de la posición financiera de los hogares, cuyo saldo positivo se contrajo seis décimas hasta el 1,9% (la tasa de ahorro cayó hasta el 7,7% de la renta bruta disponible), fue contrarrestado por la reducción del déficit del sector público (4,3% vs 5,1% el año anterior) que, además, cumplió con el objetivo acordado con Bruselas por vez primera en los últimos años. En el caso de las empresas, su capacidad de financiación se estabilizó en el 2,8% del PIB. La inversión y el ahorro aumentaron su peso sobre el PIB en la misma cuantía: hasta el 20,4% en el primer caso, máximo desde 2011, y hasta el 22,3% en el segundo, el más alto de la última década. El mantenimiento de esta capacidad de financiación va a ser una de las condiciones necesarias para alargar la fase cíclica expansiva y para reducir las vulnerabilidades que todavía implican los elevados niveles de endeudamiento de nuestros agentes, pese a las reducciones de los últimos años.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú