Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Crónica semanal: Lleno, por favor

Estudios y análisis

15/01/2016

1.  Se han producido pocas novedades en el comportamiento del mercado en la última semana. De momento, tras la estupefacción inicial, los inversores están en plena digestión de todo lo ocurrido desde principios de año, con la necesidad, en muchos casos, de realizar ajustes tácticos en las carteras. La tónica continúa siendo la misma, con el precio de las materias primas y el comportamiento de la economía china centrando la atención de los inversores.
Comentario Macro Semanal

Comentario Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

La carrera en la revisión a la baja de las previsiones del precio del petróleo para este año por parte de los sospechosos habituales y la cercanía del momento en el que se permitirá exportar a Irán han situado las referencias principales del crudo por debajo de los 30 dólares, a gran distancia de los niveles de hace doce meses (cerca de 50 dólares) y de los máximos alcanzados en la primavera de 2015 (zona de 65 dólares barril). El precio del crudo acumula desde los máximos del actual ciclo (junio de 2014) un retroceso de más del 68% (casi igualando, en periodo e intensidad, la corrección que sufrió de junio a diciembre de 2008) y se sitúa en su nivel más bajo en casi doce años. De esta forma, si el desplome viniese provocado por una fuerte corrección de la demanda, la economía mundial debería ya estar en recesión. Lo lógico es que la propia bajada de precios vaya reequilibrando el punto de equilibrio, pero de manera excesivamente lenta. Así que urge un ajuste de la oferta para evitar que los inventarios sigan aumentando día a día. El problema es cómo repartir esa reducción equitativamente, entre OPEP y no-OPEP, para evitar cambios estructurales en las cuotas de mercado.

 De momento, todo ello ha supuesto una pérdida de ingresos para los países productores de casi 1,8 billones de dólares en los dos últimos años, con consecuencias muy negativas para la actividad económica, en general, y para la evolución de las cuentas públicas, en particular, de estos países (déficit público del 15% en Arabia Saudí). La situación afecta negativamente a todos los exportadores de crudo, aunque de forma desigual. Dentro de Oriente Medio, Kuwait, Qatar y EAU son los que cuentan con un mayor “colchón”: tienen suficientes activos (reservas en el banco central y en sus fondos soberanos) para mantener su gasto público en los niveles actuales durante más de una década, sin aumentar su endeudamiento y sin entrar en bancarrota (más de 20 años, según el informe regional de octubre de 2015 del FMI, si los precios se sitúan en torno a 50 dólares). Menos robusta es la posición de Bahréin, Omán y la propia Arabia Saudí, que podrían aguantar un máximo de cinco años (según el FMI).

 En el lado de la inflación, vamos a ver otro año con fuertes diferencias de comportamiento entre las cestas que incluyen todos los bienes y aquellas que excluyen energía y alimentos sin elaborar (inflación subyacente). Además, las expectativas de precios descontadas por los mercados vuelven a reducirse y estarían anticipando que los principales bancos centrales no alcanzarían sus objetivos de inflación hasta dentro de 10 años. La consecuencia es que se vuelve a especular con posibles reacciones de los bancos centrales. En el caso de la FED, esta semana un miembro del FOMC (James Bullard) se mostraba preocupado por los efectos de los últimos acontecimientos en la inflación y, sobre todo, en las expectativas de los agentes. Mientras la publicación de las actas del BCE de la reunión de diciembre ponían de manifiesto que una parte del Consejo ya abogaba en ese momento por bajadas más intensas de la facilidad de depósito y por una ampliación del QE. Así, como escribían unos colegas esta semana, parece que hemos vuelto a agosto de 2015.

2. En este contexto, caracterizado por un aumento de la aversión al riesgo, la información publicada sobre la economía española parece reflejar la persistencia de una fuerte inercia cíclica y el impacto positivo que sigue teniendo el abaratamiento del petróleo. La semana pasada conocíamos que, en diciembre, el dato de afiliación fue el mejor en dicho mes de toda la serie histórica (+85.314 vs +79.462 en dic-14), mientras que, en términos desestacionalizados, la creación de empleo (+62.682) fue la más intensa en ocho meses. Además, en el tramo final de 2015 se afianzó la senda expansiva de la producción industrial: tras el crecimiento de noviembre (+4,2% interanual), el más intenso en cuatro meses, todo apunta que el último trimestre de 2015 podría ser el mejor en nueve años (+4,1% en octubre-noviembre vs +3,9% en el 3T15). Por su parte, en diciembre se matricularon 88.609 turismos, cifra que supuso un aumento interanual del 20,7% y que elevó las ventas en 2015 a 1.034.232 unidades (+20,9%), su volumen más alto desde 2008, cuando se matricularon 1.185.253 turismos. Finalmente, el Tesoro ha iniciado la actividad del año con bastante comodidad, pues se han realizado dos operaciones, una sindicada a 10 años y una subasta de deuda a medio y largo plazo, cuya vida media ha sido de 5 años. En total, ha captado 13.303 millones de euros, habiendo recibido una demanda de 30.000 millones en el primer caso y 8.500 en el segundo, cifras notables para un contexto de incertidumbres, internas y externas, como el actual. La única nota discrepante ha sido que, por primera vez en tres años, el Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) anota una caída en el arranque de 2016 (-1,3% trimestral). Con toda esta información, el panel de previsiones de la economía española recopilado por FUNCAS mantiene la previsión de crecimiento para este año en el 2,7%, (previsión más alta de un +2,9% y más baja de +2,4%). Estos datos extrapolados al empleo supondrían un crecimiento del 2,4%. Así que los principales Servicios de Estudios mantienen/mantenemos un moderado optimismo sobre las perspectivas económicas para este año.  

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú