Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Comentario Macro Semanal (13 de noviembre de 2015)

Leer más tarde Artículo Comentario Macro Semanal

Comentario Macro Semanal

Publicado el 13 de noviembre de 2015 a las 14:30 por José Ramón Díez Guijarro

1. En una semana sin mucha información macro, después de que el dato de paro en EEUU prácticamente eliminase las últimas dudas sobre la decisión de la FED en diciembre, lo más significativo han sido las nuevas correcciones en los precios de las materias primas, una vez más, cotizando el temor al enfriamiento en China. Además de un nuevo ajuste del precio del petróleo (por debajo de 45 dólares barril), ha sido especialmente significativo el mínimo en seis años alcanzado por el precio del cobre (y en 5 años en el caso del oro), algo preocupante para países como Chile o Sudáfrica, con una elevada dependencia de las exportaciones de estas materias primas. Este nuevo aumento de la incertidumbre se trasladó a los mercados de valores, con fuertes caídas en la sesión del jueves, lo que devuelve a zona negativa en lectura anual a índices como el MSCI Global (-2,23%), Dow Jones (-2,1%), IBEX35 (-1,32%) o FT100 (-5,9%).


La duda es si, realmente, este último movimiento se debe a temores sobre la solidez del ciclo de actividad o si es la clásica respuesta en las semanas anteriores al inicio del proceso de subidas de tipos en EEUU. En este sentido, una de las claves será la rapidez con la que el consumo en China tome el relevo de la inversión o de la demanda externa como principal fuente de crecimiento. Y, a juzgar por las ventas de Alibaba (compañía de comercio electrónico) en el "día del soltero", no hay motivos para preocuparse excesivamente. En una sola jornada, vendió 13.340 millones de yuanes, sólo 1.000 millones menos que el Corte Inglés en un año y un 60% más que en el mismo día de 2014, así que ahora tendrá que repartir la friolera de 468 millones de paquetes a lo largo y ancho del país. El problema es que la "vieja economía" (producción industrial, pedidos, etc) sigue reflejando una elevada debilidad y eso afecta directamente a las materias primas. Aunque lo cierto es que tampoco mostró ninguna señal preocupante un buen indicador de la solidez de la demanda china (y también del tono del comercio mundial) como es el PIB de Hong-Kong, ya que la economía asiática creció un 0,9% trimestral, con un buen comportamiento de las exportaciones.



Respecto a la política monetaria, una vez que parece descontado el inicio de la subida de tipos en EEUU, queda por ver como instrumentará el BCE el agresivo mensaje de la pasada reunión, aunque parece que la duda es sólo cuánto bajará la facilidad de depósito, a tenor del mal dato de PIB en la zona euro en el tercer trimestre (+0,3%) y de las declaraciones de Draghi el pasado jueves: "la opción de no hacer nada va en contra de la estabilidad de precios". En consonancia con lo anterior, el mercado descuenta que los tipos Euribor se pueden mover entre el 0% y el 0,05% en los próximos 12 meses. Mientras el diferencial de rentabilidad del bono americano frente al alemán se ha situado en máximos de 15 años. En este contexto, veremos qué pasa cuando el tipo de cambio euro/dólar se vaya aproximando a la paridad, en un año de elecciones en EEUU. En realidad, ahora no sería necesaria una flexibilización adicional de la política monetaria en Europa, teniendo en cuenta el comportamiento del euro desde la última reunión del BCE. Pero como el movimiento prácticamente se telegrafío hace dos semanas, ahora no es muy factible la vuelta atrás, por la sobrerreacción que conllevaría en sentido contrario. Lo que demuestra la importancia que tiene en la actualidad la política de comunicación de los bancos centrales.

2. El crecimiento de la actividad en la UEM vuelve a decepcionar, pues el PIB sólo creció un 0,3% de julio a septiembre (0,4% en el 2T15), aunque la tasa interanual se aceleró hasta el 1,6% que es el mejor registro desde 2011 (lo que en el fondo refleja la atonía de la actividad en esta década). A falta de conocerse el desglose del dato por componentes, los indicadores disponibles por países reflejan que la mejora en el consumo (apoyado por la mayor capacidad adquisitiva de las familias) y, en menor medida, en la inversión en bienes de capital (cayó en el 2T15) no habrían sido suficientes para compensar el lastre externo. Se estima que el sector exterior ha restado al crecimiento -0,2 p.p. tras aportar más de 0,2 p.p. de abril a junio.

En el análisis por países, el enfriamiento ha sido generalizado entre las principales economías de la región, donde solo Francia mejora (+0,3% desde el 0% anterior). En Alemania la actividad se enfrío ligeramente  (0,3% vs 0,4%), pero lo hizo algo menos de lo esperado, considerando el fuerte deterioro en los indicadores relacionados con el sector industrial (producción, pedidos y exportaciones empeoraron en el 3T15). Y, una vez más, Italia decepciona y mantiene una tendencia de más a menos a lo largo del año: 0,2% frente al 0,3% del 2T15 y el 0,4% del 1T15. Entre el resto de economías, todas las core empeoran en mayor o menor medida, destacando muy negativamente Finlandia (-0,6% vs 0,2%), que vuelve a terreno negativo tras un aumento puntual en el 2T15. Por su parte, también se observa un enfriamiento generalizado entre periféricas: Grecia vuelve a negativo después de la sorpresa del trimestre anterior (-0,5% vs +0,4%) y Portugal se estanca.



Lo preocupante para la UEM es que, con todos los estímulos de política monetaria de los últimos doce meses, con el intenso proceso de depreciación del euro, la bajada del precio del petróleo y una cierta laxitud fiscal, la región siga inmersa en ese crecimiento anodino del 0,3%-0,4%. Alguien puede pensar que la alternativa es todavía peor, pero no deja de ser preocupante que miremos al 2% como una barrera difícil de cruzar. Sobre todo, cuando el ciclo de crecimiento global puede estar dando señales de agotamiento.



UEM: PIB preliminar del 3T15

3. Muy relacionado con lo anterior, esta semana el Director para Europa del FMI (Jeffrey Franks) realizaba en Madrid una interesante presentación de las perspectivas del organismo ubicado en Washington para la economía europea. Y lo más interesante era la debilidad que detectaba en las perspectivas a medio plazo, teniendo en cuenta cuatro factores: insuficiencia de la demanda, deterioro de los balances de los agentes (elevado endeudamiento), baja productividad y desafíos en la gobernanza europea. Por tanto, la conclusión es que la zona euro tiene problemas de todo tipo: de demanda, de oferta e institucionales. En el lado de la demanda, la brecha en renta per cápita entre EEUU y Europa se ha ido ampliando desde principios de la década de los 90, de manera que en el año 2020, esa diferencia en renta podría situarse por encima del 50%, frente a sólo un 20% en 1990. El problema es que, además, las divergencias dentro de Europa han aumentado (más desigualdad) según el proceso de integración financiera sufría un tremendo parón desde el año 2008 (eso que los economistas llamamos fragmentación financiera). También la inversión sigue deprimida en Europa (niveles un 15% inferiores a los del inicio de la crisis), en parte por el alto apalancamiento. Los niveles medios de deuda en la región siguen siendo muy elevados, superando el 250% del PIB, pues en muchos países el aumento del endeudamiento público compensó el desapalancamiento privado. Finalmente, aunque el comportamiento de la productividad en esta recuperación en EEUU no está siendo muy brillante, en Europa habría descendido en el sector servicios desde el inicio de la crisis. El resultado de todo ello es que, según el FMI, existe un diferencial de casi un punto porcentual en crecimiento potencial a favor de EEUU (2,1% frente a 1,2%). Por tanto, la conclusión es que se necesitan reformas en todos los frentes: demanda, oferta, saneamiento de balances y mejoras en la gobernanza. Fácil decirlo y mucho más difícil poner todo en marcha y coordinarlo. Sobre todo, cuando desde el verano se han abierto nuevos frentes como el riesgo de Brexit.

José Ramón Díez Guijarro, Director de Estudios de Bankia.

 

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú