Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Síguenos

Claves de la gestión de inversiones para 2021

22/02/2021

A mediados de los años 80, la economía mundial entró en una fase larga de transformación que aún no ha abandonado. 

Claves de la gestión de inversiones para 2021

Claves de la gestión de inversiones para 2021

Ignacio Ezquiaga

Director Corporativo de Banca Privada y Gestión de Activos

Twitter

Linkedin

Su desarrollo supone un común denominador a los ciclos más cortos que se han ido sucediendo desde entonces: la mejora continua de los resultados empresariales globales, con diferencias muy profundas entre empresas y geografías.

Ahora, en 2020, mientras parte de la economía global se paralizaba o restringía su actividad por el episodio extraordinario y temporal de la pandemia, las tendencias de largo plazo han seguido su curso y no se han visto postergadas -antes bien, se han acelerado--, actuando desigualmente en sectores, geografías y empresas, en función de las capacidades de sus Estados, empresas e individuos y explicando la desigual recuperación y el diferente comportamiento bursátil según áreas geográficas del mundo.

Su impacto es desigual por naturaleza y tiene que ver con la gestión micro por empresas y sociedades de las oportunidades y cambios de los modelos de negocio que implican, en términos de capacidad de adaptación y de planificación del esfuerzo individual y colectivo mediante inversión en educación y desarrollo tecnológico. La gestión de carteras tiene cada vez más como desafío la detección de las oportunidades allá donde se generan: empresas, sectores y geografías.

Veamos un ejemplo. En el gráfico puede verse el valor generado por una cartera invertida en acciones con una diversificación geográfica, siguiendo el MSCI World, desde 1986 hasta hoy, en contraste con otra invertida solo en los valores europeos (Eurostoxx50). Mientras la primera ha generado un 7,5% medio anual en el período, la segunda ha alcanzado solo un 4%, resultado de una divergencia de la Unión Monetaria Europea (UEM) que se agudiza a partir de la Gran Recesión. Invertir con visión diversificada globalmente ha sido muy rentable, a pesar de los ciclos cortos y vaivenes vividos en este largo periodo de 35 años, y es mucho más ventajoso que hacerlo con una visión concentrada, en este caso, eurocéntrica.

Las tendencias subyacentes

Destacaremos tres tendencias que alimentan el ciclo expansivo de los resultados empresariales a escala global --y, por tanto, las bolsas de acciones-- y que ayudan a entender el comportamiento diferencial de los diferentes valores:

  1. Ciclo largo tecnológico: la digitalización de la economía, la extensión masiva a toda actividad productiva o de ocio de las innovaciones tecnológicas, desde la inteligencia artificial hasta la biotecnología. Las economías de plataforma y la explotación del “big data”, generado por la sombra digital de millones de consumidores, son un ejemplo paradigmático de las transformaciones en modelos de negocio y desarrollos corporativos que implica este gran salto tecnológico.
  2. Globalización: las cadenas de valor globales han modificado el patrón de la localización industrial y han contribuido al nuevo papel de los países emergentes asiáticos, con China a la cabeza, que, tras sacar de la pobreza a cientos de millones de ciudadanos, se encuentra ya a medio camino entre los países industrializados y los emergentes.

Estas tendencias han creado dinámicas paralelas que también son importantes:

  • Desigualdad social y regional.
  • Tendencia a la baja de la inflación y, más aún, de los tipos de interés de largo plazo, que son negativos en casi todos los países industrializados
  • Tendencia al endeudamiento en familias y empresas, como mostró la burbuja que después explotaría en 2008.

Además, el cambio climático ha surgido no solo como un riesgo a valorar en las estrategias empresariales a largo plazo, sino como una oportunidad, con las empresas y la regulación orientadas a acelerar decididamente la descarbonización del planeta. Hemos pasado de temer el agotamiento del petróleo a desear su rápida sustitución efectiva, dado el nivel de calentamiento global generado por los combustibles fósiles o la contaminación de plásticos, etc. Esto requerirá grandes inversiones, apoyo público y colaboración público-privada en energía e infraestructuras. La gestión de inversión colectiva está por ello incorporando los conocidos como criterios ASG -Ambiental, Social y Gobernanza-en sus decisiones o está desarrollando estrategias de impacto en inversiones sostenibles.

La experiencia de 2020

La economía global cayó un 3,5% en 2020, mientras que las bolsas de acciones del mundo se revalorizaron al cambio a euros un 4,8% el mismo año. No ha habido divorcio entre economía y finanzas, como a veces se sugiere por parte de los observadores, sino una realidad compleja, que recogen los mercados diferenciando entre situaciones estructurales distintas con impactos en las economías y en las expectativas diferentes. La economía mundial volverá crecer, con un 5,5%, en 2021, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero este crecimiento será desigual y habrá que distinguir entre:

  • Países que han resuelto más rápidamente los contagios masivos: es el caso de los asiáticos, con China a la cabeza, que han conseguido controlar los contagios gracias a una mayor experiencia histórica, disciplina social y una gran supervisión de los procesos individuales con una atención primaria reforzada y aplicación de tecnología digital en apoyo de los rastreos. China creció un 2,3% en 2020 y volverá a hacerlo en un 8,1% en 2021. Sus bolsas vienen mostrando un comportamiento positivo relativo en los últimos años, gracias a su salto tecnológico, fundamentalmente.
  • Resto de países: no han logrado controlar los contagios y ahora dependen crucialmente del éxito de las vacunas. Entre ellos hay dos grupos:
    • Los más sensibles a la movilidad: elevado peso de los servicios y de las actividades dependientes de la movilidad. El caso paradigmático es España, que en un año normal tenía 70 millones de visitantes anuales y ha perdido prácticamente 60 millones. La UME cayó en PIB un 7,2% (España, un 11%) y se recuperará un 4,2% en 2021, aunque la cifra dependerá de la velocidad con que la vacunación permita la restauración en veranos de ciertamovilidad y del turismo. El índice europeo Eurostoxx50 cayó un 5% en 2020.
    • Los menos sensibles a la movilidad, gracias al mayor peso manufacturero y tecnológico: es el caso de EEUU, que cayó en PIB un 3,4% en 2020 y crecerá un 5,1% en 2021. Sus bolsas subieron fuertemente en 2020 a pesar de la pandemia.

Claves y enseñanzas para la gestión

El mundo no ha agotado su potencial de crecimiento. Las empresas tampoco han parado la transformación que las convierte en generadoras de valor y resultados. Pero para captarlo, en beneficio de la rentabilidad del ahorro a largo plazo, el que nos conducirá a la jubilación o a la acumulación de patrimonio, la gestión de inversiones ha de tener una visión global. La asignación geográfica en una cartera es clave, como hemos visto, en un entorno de transformación profunda de la economía como el actual, donde el mayor dinamismo ya no surge solo en la vieja Europa, sino que se extiende a Asia, y sigue presente en EEUU.

Las dinámicas de innovación y transformación son globales y globales deben ser las estrategias de inversión. La gestión de carteras debe enfocarse a captar el valor diferencial allá donde se genere: clases de activos, sectores, geografías y empresas. .

Además, a la hora de llevar a cabo la gestión de inversiones es importante tener en cuenta[MNC1] :

Visión de largo plazo

  • Hay que distinguir entre lo temporal y lo permanente (o estructural) cuando se analizan las “sorpresas”. Evitar la sobrerreacción ante la caída brutal del mercado en febrero y marzo fue posible porque nuestro juicio era que la explosión de la pandemia sería un fenómeno transitorio.
  • Las sorpresas siempre generan incertidumbre y volatilidad y, por tanto, nuevas oportunidades de inversión.
  • Ver más allá de la volatilidad diaria y orientar la cartera al largo plazo si tu objetivo de inversión es largo (la jubilación es el ejemplo que alude a todos).
  • Invertir con un sesgo conservador, evitando la volatilidad, puede ser peligroso, en una época de tipos de interés nominales y reales negativos, para conducir el ahorro a largo plazo hacia el objetivo de la jubilación para preservar su poder adquisitivo. Asumir riesgo a corto plazo, en carteras diversificadas y globales, es sabio a largo plazo.

Visión de clases de activos, geografías, sectores y empresas

  • Valoraciones en acciones cotizadas: pueden existir largos periodos de aparente incoherencia entre beneficios y precios, pero la revisión al alza de los beneficios por acción previstos dará finalmente fundamento a las subidas de precio en las acciones.
  • Activos alternativos: muchas empresas que están liderando los procesos de transformación son todavía empresas no cotizadas. Por eso, el capital riesgo, especializado en renta variable de empresas no cotizadas, en todas sus fases, es cada vez más objeto de inversión. Lo mismo sucede con los fondos de infraestructuras verdes, que serán clave en la transformación de industrias y transportes.

Invertir periódicamente conforme se genera ahorro

Es una regla que debería estar siempre presente, sea cual sea el contexto en los mercados.

0

Déjanos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

Sigue leyendo sobre:

Comparte este post

Déjanos tus comentarios

Comentar

Artículos relacionados

Cerrar menú