Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Cinco cuestiones que has de plantearte si vas a comprar una vivienda

Cultura de banca

05/06/2018

Los motivos que cada uno tenga para comprar una vivienda son los que determinan muchas otras decisiones relacionadas con la operación. Si estás pensando en hacerte propietario, pregúntate por qué lo haces.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compra de vivienda

Compra de vivienda

Estos días se ha celebrado la edición de 2018 del SIMA, el Salón Inmobiliario de Madrid, en el que profesionales y particulares se han dado cita y el sector inmobiliario volverá a atraer las miradas. Si estás dándole vueltas a la posibilidad de comprar una vivienda, seguro que te has hecho esta pregunta: ¿es buen momento?

Una pregunta aparentemente tan sencilla tiene muchos tipos de respuestas posibles. En este mismo blog ya hemos hablado de las tendencias del mercado que tienes que considerar. También te hemos ayudado a entender mejor tus circunstancias personales en relación a un gasto tan importante (el más importante en la vida de casi todos nosotros).

Pero a la hora de saber si hay que comprar o no (y qué hay que comprar) es también fundamental considerar los motivos para hacerlo:

  • Hogar para vivir: es la causa más habitual. Y en este caso lo importante a considerar es que se ajuste a las necesidades presentes y pueda adaptarse a las futuras.
  • El encarecimiento del alquiler: la subida de precios ha hecho que muchos inquilinos se planteen que merece más la pena meterse en una hipoteca y, cuando se termine de pagar, tener un inmueble en propiedad. En este caso es esencial echar muchos números y ponerse un límite de precio razonable, una cuantía que se pueda pagar aunque los tipos de interés suban en el futuro.
  • Inversión: después de lo vivido en los últimos años ya nadie puede seguir sosteniendo aquello de que la vivienda nunca pierde valor. Así que, si se trata de una inversión, hay que entender muy bien los riesgos que tiene y tener claro cómo se pretende que genere ingresos, qué rentabilidad se busca y en qué plazo. Si es una inversión ha de tratarse como tal.
  • Seguridad familiar: si eres de los que cree que una vivienda es la mejor herencia que se puede dejar a los hijos estás en esta categoría. El hogar familiar es también patrimonio y, a muy largo plazo, siempre tendrá un precio mayor que el que se pagó en la compra. Pero hay que tener en cuenta también que, dependiendo de sus características, puede que el inmueble no resulte tan rentable como para compensar la inflación o igualar lo que ofrecen otros productos de inversión. Además, hay que considerar que las herencias pagan el correspondiente impuesto de sucesiones.
  • No tirar el dinero: siempre se ha dicho que hay una cultura de la propiedad inmobiliaria muy arraigada en España. Sus mayores representantes son los que consideran que alquilar es como meter cada día un puñado de billetes en la basura. En este caso, lo fundamental es el ahorro: una vivienda principal, una segunda residencia, tal vez una vieja casa en el pueblo... Si el objetivo es acumular, todo vale.

En definitiva, cualquier motivo puede ser bueno para comprar una vivienda. Al igual que para no comprarla nunca, basta con que sea una decisión personal lo suficientemente razonada y ajustada tus circunstancias. ¿Cuáles son tus razones?.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú