Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Carbon pricing: una de las claves para frenar el cambio climático

Leer más tarde Artículo Carbon pricing

Carbon pricing

Publicado el 31 de octubre de 2016 a las 10:00 por Francisco Javier Sánchez López

Los procesos industriales o el transporte de mercancías conllevan unas emisiones de gases contaminantes. La lucha contra el cambio climático pasa por reducir, incluso desterrar, estas prácticas. Y la vía para hacerlo es ponerle un precio: que el carbono emitido tenga un coste, el llamado carbon pricing.

¿Está en nuestras manos frenar el cambio climático? La respuesta a esta pregunta siempre está en el límite de 2 grados centígrados que los expertos consideran el máximo calentamiento admisible. Para alcanzar ese fin se viene trabajando en una solución básicamente financiera: cobrar por las emisiones de carbono. El carbon pricing avanza en cada nueva cumbre del clima como única opción viable.

Con la firma del Acuerdo de París, que será ratificado el próximo 4 de noviembre en Marrakech, se ha establecido el marco adecuado para que empresas y gobiernos acerquen posturas de cara a poner un precio a la contaminación y desarrollar mecanismos de mercado para fijar el precio de la emisión de CO2 (carbon pricing).

La fijación del precio del carbono desempeña un papel esencial, pues se trata de una de las medidas más eficaces disponibles para reducir la contaminación climática, con la magnitud y el ritmo que exige la ciencia, de cara a evitar que el aumento de la temperatura media mundial alcance los 2 grados centígrados.

Desde hace unos años hemos podido observar un rápido crecimiento en las políticas de los gobiernos para poner precio al cambio climático. A día de hoy unos 40 países tienen desarrolladas políticas en torno al precio del carbono, o bien tienen planes para implementarlas en pocos años.

¿Qué es el precio del carbono?

Básicamente es un instrumento financiero que se emplea para reflejar el coste ambiental, social y económico del cambio climático en las decisiones financieras. Con ello se impone un coste (“precio”) a aquello que provoca el cambio climático, es decir, a las emisiones de CO2. El objetivo final es fomentar la inversión en iniciativas de negocio eficientes desde el punto de vista energético y favorecer la transición hacia una economía baja en carbono.

Hasta ahora las dos formas más comunes para poner precio al carbono han sido:

  • Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) que permite a las industrias menos contaminantes vender sus derechos de emisión sobrantes a otras empresas.
  • Impuesto sobre el carbono (Carbon tax), mediante el cual se pone directamente un precio a las emisiones con la aplicación de una tasa.

Las opciones alternativas

También existen otros mecanismos indirectos que permiten poner un precio a las emisiones de CO2, tales como impuestos al combustible o la eliminación de subsidios a los combustibles fósiles.

Además aquellas empresas más comprometidas e innovadoras están comenzando a imponerse el denominado “precio interno” sobre sus emisiones de CO2 (bien directas o bien indirectas), con el fin de reflejar el 100% del coste social, ambiental y económico de sus inversiones y así tener claro qué riesgos y oportunidades puede suponer el precio del carbono para su propio negocio. En realidad, establecer un precio a las emisiones de CO2 es una forma de poner la problemática ambiental de lucha contra el cambio climático encima de la mesa a la hora de tomar nuevas decisiones de negocio.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Francisco Javier Sánchez López

Director de Gestión Logística y Energética de Bankia
Cerrar menú