Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

No firmes un contrato de alquiler sin haber leído esto antes

Leer más tarde Artículo Contrato alquiler

Contrato alquiler

Publicado el 06 de febrero de 2017 a las 08:00 por Bankia

La firma del contrato de alquiler de una vivienda es el comienzo de una nueva vida. Pero para que la alegría de ese importante momento dure, hay que hacer bien una serie de cosas antes de estampar tu rúbrica. Te damos las claves para acertar.

Revisar a fondo el inmueble

Una visita permite hacerse una idea de las características del inmueble. Y muchas veces, las prisas por la posibilidad de que alguien se te adelante pueden llevarte a una decisión precipitada. No basta con fijarse en la orientación, el número de baños y lo razonablemente bonito que se vea o si tiene ascensor. Esa es la parte emocional con la que nos ilusionamos.

Pero la parte racional nos obliga a abrir grifos para asegurarnos de que todos funcionan y que no hay atascos en los desagües o comprobar, por ejemplo, que no hay humedades en algún rincón. ¿Te imaginas teniendo que  perforar una pared para revisar el cableado porque no funciona el enchufe donde ibas a conectar tu ordenador? Cocinar sin que funcione la campana extractora garantiza olores a perpetuidad. Y un radiador roto, unos cuantos resfriados.

Son detalles, sí. Pero de los que pueden arruinarte la ilusión de tu nuevo piso. Nadie puede garantizar que no surjan esos u otros problemas en el futuro, pero encontrárselos de entrada por no haber revisado todo bien es lo que, en el tenis, se llama un error no forzado. 

Cláusulas

Nota mental para todo documento que se vaya a firmar: hay que disponer del contrato con la suficiente antelación para leerlo, resolver dudas y cambiar lo que sea necesario. Y, por supuesto, la lectura conjunta del contrato en el momento de la firma, para evitar equívocos.

En cuanto al contenido, hay que fijarse en una serie de cláusulas que a veces se incluyen en los contratos: los intereses de demora excesivos en caso de impago; el permiso al propietario a acceder a la vivienda cuando quiera  y unas cuantas más

Trámites bancarios

En realidad, se trata solo de dos trámites sencillos dentro de los muchos del proceso de alquiler. Uno de ellos muy habitual y otro solo necesario en determinados casos:

  • La solvencia: normalmente el propietario quiere asegurarse de que podrás pagar el alquiler y te pedirá ver tus nóminas y varios extractos bancarios con tus ingresos.
  • El aval: en función de esa información sobre tu capacidad de pago y su evaluación del riesgo, el propietario puede pedir también un aval, una garantía adicional. Familiares y bancos son las dos opciones más habituales.

Negociar la actualización de la renta

Antes de que quede consignada en el contrato, hay margen para negociar la actualización de la renta. A diferencia de muchas otras cláusulas, que solo pueden ceñirse a lo que especifica muy claramente la ley, propietario y arrendatario pueden acordar cómo se hará.

Se suele tomar como referencia, para la evolución a futuro del precio del alquiler, el IPC. Lo habitual es que se aplique la inflación anual, pero hay otras opciones: acordar que sea cada tres años, o que durante un determinado plazo no haya actualización. Incluso tomar como referencia una fuente distinta, más centrada en el mercado inmobiliario de alquiler. En este punto puedes mostrar tus dotes negociadoras.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú