Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Guía básica para mantener la reputación digital de tu empresa libre de amenazas

Cultura de banca

13/09/2017

“Si tu negocio no está en Internet, no existe”. Esta frase que ya forma parte del imaginario colectivo fue pronunciada por Bill Gates, fundador de Microsoft. Teniendo en cuenta que Gates es el hombre más rico del mundo, quizás deberíamos confiar en su diagnóstico.

Reputación digital

Reputación digital

Desde que comenzó a formar parte de nuestro día a día, las empresas han visto en la red una oportunidad para crecer y consolidarse. Su presencia ha pasado de ser local a internacional y lo mismo ha sucedido con su negocio.

De ahí la importancia de tener una buena reputación online, es decir, la imagen o prestigio que tiene una marca, una empresa o una persona en la red. Esto hace que las opiniones y las valoraciones ajenas determinen el índice de popularidad y, en consecuencia, su futuro.

Construir una identidad digital sólida

Para que una empresa prospere es importante tener una identidad digital sólida, con buena presencia online, visible y notoria. Para conseguirlo es necesario:

  • Establecer una estrategia de reputación online

    La empresa debe establecer el tipo de imagen que quiere trasladar a su audiencia, y para esto, debe conocer profundamente a su público objetivo, planificar la estrategia de comunicación que va a llevar a cabo y el tipo de mensaje con el que quiere ser identificada.

    También debe elegir el tipo de presencia en medios que mejor se ajuste a sus intereses, las redes sociales en las que estará activa y el tipo de interacciones que va a propiciar entre sus seguidores.

    Y lo más importante: hacer una buena gestión de la visibilidad definiendo una buena estrategia de posicionamiento web.

  • Control y monitorización de la reputación

    La reputación no es un concepto estático e inamovible. Los hashtags, tweets, las etiquetas en Facebook... permiten que una corriente de comentarios surja en cualquier momento, se agrupen y tengan mayor repercusión. En pocos minutos una noticia puede hacerse viral y la reputación de una empresa verse cuestionada.

    Una mala gestión del feedback ante noticias negativas sobre la marca como, por ejemplo, publicaciones poco responsables de los empleados o una mala actuación de la empresa seguida de una mala gestión en las redes sociales, pueden llevar a una pérdida rápida de la reputación online de una marca, como le sucedió a United Airlines o Domino's Pizza.

Principales amenazas

Pero, más allá de la opinión que se mueva en la red, las empresas también han de tener cuidado con otras amenazas que pueden dinamitar su reputación y que están vinculadas fundamentalmente a su seguridad.

Al igual que cualquier ciudadano, la mayoría de las compañías ya cuentan con perfiles en redes sociales, tienen página web, un logo o una imagen que conforma su identidad digital corporativa.

Pero, ¿qué pasa si alguien suplanta alguno de los perfiles? Quien lo consiga podría actuar en nombre de la marca suplantada, pero también podría acceder a la información de los usuarios, sus cuentas bancarias, datos de pago...

Phising

Una de las técnicas utilizadas para realizar suplantaciones es el phishing, un fraude que supone que unos atacantes se hagan pasar por tu empresa en Internet para crear campañas en las que utilizan la imagen, reputación e insignias de la marca.

Cybersquatting

Las empresas también deben de tener cuidado con el cybersquatting, un ataque que consiste en la apropiación de un dominio que coincide con la marca para crear confusión entre los usuarios y obtener beneficios comerciales de la explotación de la marca.

Para esto, se valen de pequeñas modificaciones apenas detectables por un usuario, como añadir un guion o una letra a la marca o simplemente que cambian la extensión por un .net, .eu o .info.

Con esta acción, los atacantes tienen dos objetivos fundamentales:

  • Atraer visitas a la web gracias a la explotación del dominio suplantado, obteniendo ingresos gracias a la publicidad.
  • Extorsionar al titular legítimo de la marca, solicitándole un precio superior al pagado en el registro a cambio de la transferencia del dominio.

Ataques de denegación de servicio DDoS

¿Qué pasaría si se cae el servidor que permite prestar servicios a los clientes?

Sin duda, la falta de disponibilidad o la interrupción de los servicios es una de las amenazas más perjudiciales desde el punto de vista reputacional.

Este es justo el objetivo de este tipo de ataques: dejar "fuera de juego" el servidor atacado para que no pueda prestar servicios a sus usuarios, creando serios problemas para la compañía y para los damnificados.

Para que esto ocurra, es necesario enviar peticiones masivas al servidor de la empresa de manera que este se colapse y no pueda responder al flujo de peticiones. Empresas como Twitter, Spotify o el periódico The New York Times se han visto afectadas por ataques de este tipo.

Identidad corporativa a prueba de ataques

Hoy más que nunca, las empresas necesitan construir una identidad digital corporativa robusta, saneada y solvente.

Esa construcción requiere un trabajo constante y la implicación de todas las personas relacionadas con la marca.

Ya no es opcional proteger tu reputación, en este mundo digital es más bien una cuestión de supervivencia.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú