Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Infografía

Animales empresariales: ¿qué son las empresas elefante, gacela y ratón?

Cultura de banca

10/01/2018

La distinción entre empresas gacela, elefante y ratón tiene una larga tradición, pero en el panorama de las startup tecnológicas esta categorización ha cobrado pleno sentido. ¿Sabes cuáles son sus retos?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cada empresa es distinta a todas las demás. Pero para ordenar el universo, para entender cómo suceden las cosas, necesitamos poner nombres y en las escuelas de negocio no dejan pasar la oportunidad de crear categorías empresariales. Si hace no mucho hablábamos en este blog de las startup unicornio y cucaracha, hoy seguimos con la fauna emprendedora.

La categorización entre empresas elefante, gacela y ratón proviene de un estudio del profesor del MIT David Birch del año 1979. Desde entonces ha pasado tiempo, pero el panorama actual de startup todavía permite utilizar algunas de las claves de estas especies empresariales. Entremos en el zoo.

Empresas gacela

Son vistosas y atraen las miradas. Se mueven rápidas y ágiles: son compañías pequeñas, pymes de rápido crecimiento y capaces de intensos periodos de generación de empleo, según los datos correspondientes a los Estados Unidos que analizó Birch. Una de las claves de su éxito es su capacidad de mantener durante tres años crecimientos del 20% y duplicar su tamaño en los cuatro primeros años de vida.

El estudio Empresas ‘gacela' y empresas de alto crecimiento estipula, por definición, que una empresa gacela tiene menos de 5 años de vida. En España hay 485 compañías de este tipo, principalmente dedicadas a los sectores de Hostelería, Servicios Empresariales y Otros Servicios.

Pero no todo son ventajas ya que, como explica Rodolfo Carpintier (fundador de la incubadora de startup DaD) en este artículo de Expansión, "el mayor problema cuando prosperas muy rápido es que quemas mucho dinero y te puedes quedar sin caja". "La solución es contar con un CEO y con un buen director financiero que tengan gran habilidad vigilando el cash flow y consiguiendo nuevos recursos financieros", aconseja Carpintier.

Empresas ratón

Son el otro extremo dentro de las empresas pequeñas y medianas: las que se estancan y no avanzan, no crecen ni lo pretenden. Mantener el estatus y pervivir en el ecosistema empresarial son sus únicas ambiciones. Su capacidad de generar empleo es prácticamente nula y conforman una gran masa laboral.

Precisamente por ese alto volumen de trabajadores que ocupan y su tendencia natural a la inviabilidad (por falta de evolución) son las que en las épocas de turbulencias económicas destruyen mucho empleo.

En el competitivo mundo de las startup de base tecnológica --que se juegan su supervivencia en asaltos de cinco minutos-- parece que sin éxito rápido no hay opciones. Pero no es cierto: una empresa puede iniciar su camino, tener un crecimiento lento hasta el punto de subsistencia y luego buscar cómo sacar mejor provecho a su actividad. Es lo que en el ámbito de las startup se conoce como pivotar.

Empresas elefante

Son grandes, con muchos departamentos, con un organigrama complejo, que cotizan en Bolsa y presentan unos números en los que influyen muchos factores. Pueden ser de reciente creación, como los gigantes tecnológicos Google o Amazon, o tener una larga historia empresarial por detrás, con adquisiciones y cambios de propiedad en el accionariado. Lo que las hace perfectamente distinguibles es su tamaño.

Pero también para estas empresas llegan tiempos de cambio: "Las grandes corporaciones, que por algo son grandes, tienen la enorme responsabilidad, y oportunidad, de ayudar a crear un mundo mejor, más justo, más equitativo, más humano. De fomentar la comunidad, la confianza, la transparencia. Poseen los recursos, la imaginación y la inteligencia para hacerlo", señala el experto en marketing Andy Stalman.

Esos retos se valoran incluso en términos financieros, como hemos señalado en este mismo blog al hablar del Índice Dow Jones de Sostenibilidad. Y es que los tiempos de cambio lo son para todos los animales que pueblan el ecosistema empresarial.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú