Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Adiós a las pajitas de plástico. ¿Y ahora qué?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Adiós a las pajitas de plástico

Adiós a las pajitas de plástico

Publicado el 28 de agosto de 2019 a las 07:00 por Bankia

Las pajitas, esos pequeños tubos de plástico que utilizamos para bebernos un refresco, son uno de los grandes peligros para el medioambiente y la mayor amenaza para la fauna marina. Normalmente las usamos cinco minutos, pero el tiempo que tardan en desaparecer es mucho más prolongado.

Su material principal es el prolipopileno y, al no ser un envase, no se reciclan, por lo que es un residuo plástico que tarda en degradarse un siglo.

Hace unos años, la imagen de una tortuga marina con una pajita de plástico dentro de sus fosas nasales dio la vuelta al mundo. El vídeo que mostraba cómo un grupo de investigadores intentaba ayudarla sirvió para sensibilizar sobre el grave problema que el uso del plástico está causando en los ecosistemas marinos.

En  España tenemos que ser conscientes del impacto que tienen las pajitas en el ecosistema, ya que cada día se utilizan 13 millones de pajitas de plástico, según los cálculos de Greenpeace.  

Bruselas impulsa el cambio

La UE anunciaba recientemente el acuerdo que prohibirá a partir de 2021 los plásticos de un solo uso. Esta medida es reflejo de la preocupación de la sociedad por el medioambiente. Ya existen muchas empresas, proveedores y negocios de hostelería que se han anticipado a la nueva legislación europea para dar una respuesta más sostenible a esta situación.

En lo relativo a los plásticos de envases y bolsas, hay grandes superficies y comercios que ya invitan a sus clientes a traer de casa sus recipientes o bolsas para sus compras, o que sustituyen los envoltorios por mallas biodegradables. Incluso algunos establecimientos apuestan por el humor para incentivar el uso de bolsas reciclables. Pero, ¿qué sucede con la hostelería? ¿Y las pajitas de plástico?

Alternativas a las pajitas de plástico de un solo uso

En el mercado ya se pueden encontrar alternativas a las pajitas de plástico desechables muy variadas.

Pajitas reutilizables

Si en los bares y chiringuitos aún no te ofrecen alternativas en favor de la sostenibilidad, siempre puedes llevar tu pajita reutilizable en el bolso. Ocupa muy poco espacio y es un pequeño gesto que hace mucho. Todas ellas suelen venir acompañadas de una varilla fina con cepillo para limpiar su interior de manera fácil.

  • Pajitas de vidrio y acero inoxidable: ambas opciones son muy prácticas, higiénicas y duraderas. 
  • Pajitas de bambú: este tipo de madera es un material resistente, que crece muy rápido y que, cuando se convierte en residuo, es degradable. Se utiliza mucho en utensilios de baño y cocina por su resistencia a la humedad y su rápido secado.

Entre las pajitas reutilizables suelen encontrarse también unas realizadas con silicona sin BPA (bisfenol A). Aunque se trata de objetos reutilizables no resultan la opción más interesante, ya que al fin y al cabo también están fabricadas con un tipo de plástico que no se recicla. Es decir, que en algún momento se va a convertir en un residuo no biodegradable.

Pajitas biodegradables de un solo uso

En esta categoría se encuentran los artículos que fueron diseñados para usarse solo una vez, pero con un menor o nulo impacto ambiental. 

  • Pajitas biodegradables de PLA: este material tiene un aspecto idéntico al plástico, pero está realizado con almidón de maíz. Hay que tener cuidado con los llamados bioplásticos, ya que según un estudio, estos tardan en descomponerse mucho más de lo esperado. El doctor Richard Thompson, junto a su equipo de alumnos de la Universidad de Plymouth, llevaron a cabo un experimento que ha demostrado que, tras tres años de someter bolsas biodegradables a condiciones que favorecen la degradación, estas aún mantenían su forma y eran capaces de soportar peso sin romperse.
  • Pajitas de papel: el tiempo de degradación del papel es de aproximadamente un año. Es muy inferior al plástico, pero aun así genera un residuo.
  • Pajitas comestibles: una empresa española ha desarrollado unas pajitas que, aparte de ser biodegradables, son comestibles, informa Emprendedores. Cuando hayas terminado tu granizado puedes comerte la pajita ¿Existe mayor prueba de que no quedan residuos?.

En definitiva, las mejores opciones para sustituir a los objetos de plástico de un solo uso, como las pajitas, pasan por utilizar materiales reutilizables o que no generen ningún tipo de desecho.

3 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

3 comentarios

28 de agosto de 2019 a las 12:14Ángeles Luque
Genial la idea de las pajitas comestibles. Gracias por recordarnos el vídeo de la tortuga. Pequeñas acciones de muchas personas podemos generar grandes cambios. Es urgente actuar.
28 de agosto de 2019 a las 11:10Félix García Pedroche
Excelente artículo. Enhorabuena. Estoy totalmente a favor de la propuesta de eliminación de las pajitas de plástico. Qué lástima dan las imágenes de la pobre tortuga, y ¡qué alivio le supondría su liberación nasal !
28 de agosto de 2019 a las 10:28Jesús Bravo
Sin duda este es el camino a seguir.
Cerrar menú