Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

50-30-20: los números del ahorro

Cultura de banca

26/12/2017

El 2018 se acerca y, como cada año nuevo, viene acompañado de una larga lista de propósitos a cumplir. Las cenas, los viajes, los regalos de navidad… Estas fechas nos dejan con los bolsillos un poco vacíos, por lo que no es de extrañar que una vez más la palabra ‘ahorro’ encabece nuestra lista de deseos. Si este objetivo se repite año tras año y nunca logras tacharlo, quizá deberías tomar nota de la fórmula 50-30-20.

Tiempo de lectura: 1 minutos

Los números del ahorro

Los números del ahorro

¿Cómo funciona?

No te asustes porque no se trata de un cálculo matemático complicado, sino que tan solo deberás dividir tus ingresos mensuales en porcentajes (50%, 30% y 20%).

  • 50%: es la cantidad más grande e irá destinada a los gastos básicos. Aquellos que usas en tu día a día. En este porcentaje se incluyen, por ejemplo, la hipoteca, seguro médico (en el caso que lo tengas), seguro de coche, gastos escolares, la compra mensual (dejando de lado los caprichos), gasto en transporte público, facturas de agua, electricidad...
  • 30%: este porcentaje es el que más feliz te hará y el que no tendrás problema en gastar. El 30% de tu salario o ingresos mensuales es el que usarás en tu tiempo de ocio. Son los gastos personales que no necesitas en tu rutina pero que siempre hacen ilusión, es decir, los caprichos. Por ejemplo: ir al cine, al teatro o concierto, cenas con amigos, regalos de cumpleaños, viajes...
  • 20%: esta cantidad es la que debes guardar y, muy importante, no tocar. Para evitar tentaciones es recomendable que lo guardes en una cuenta aparte. Cada mes, ingresa el 20% de tu sueldo en otra cuenta para que en un futuro puedas usarlo para emprender tus propios proyectos personales o profesionales.

Que se destine cierta cantidad a cada apartado no significa que debas gastar hasta el último céntimo. Compra y gasta con cabeza. Si a final de mes te sobra dinero de los gastos básicos o los personales, añade ese resto al porcentaje del ahorro.

Asimismo, sé muy estricto con estos porcentajes, es decir, no distribuyas el dinero según tus preferencias.

Esta fórmula, además de ayudarte a ahorrar, te permitirá tener un control sobre los gastos mensuales, e incluso, organizarte de mejor manera.

1

1 comentario

11 de enero de 2018 a las 16:16Juan José Arjona
¿Cómo se consigue eso con 900 euros o menos con los precios de los alquileres, la luz y el agua, por ejemplo?

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú