Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

10 recomendaciones para viajar de forma sostenible

Cultura de banca

04/05/2016

¿Estás ya planificando las vacaciones de verano? ¿Has pensado alguna vez cómo influye tu viaje en el destino que visitas y qué huella medioambiental dejas a tu paso? El turismo a gran escala tiene algunos efectos nocivos sobre el medioambiente. Por eso el turismo sostenible es la alternativa para cuidar nuestro planeta.
Turismo Sostenible

Turismo Sostenible

El desarrollo masivo de la industria turística experimentado en las últimas décadas ha tenido consecuencias positivas y negativas. Por un lado, crea empleo, genera negocios y genera riqueza. Por ejemplo, España, uno de los países que más turistas recibe cada año (68 millones de personas en 2015), debe el 10% de su Producto Interior Bruto a esta industria.

 Pero también son conocidos otros efectos menos deseables de los viajes de placer, sobre todo cuando la afluencia masiva de visitantes hace que hablemos de sobreexplotación turística. Hay ciudades, como Amsterdam, que están estudiando maneras de frenar la avalancha de turismo.

El turismo sostenible es una tendencia al alza y desde hace varios años está cobrando protagonismo. De hecho, según un estudio realizado por Booking.com el pasado año, el 52% de los viajeros de todo el mundo afirmaron que tendrían en cuenta criterios medioambientales al elegir sus vacaciones. Un año antes, este porcentaje fue solo del 10%.

¿Y en qué consiste el turismo sostenible? Se trata de viajar pero buscando tener un bajo impacto sobre el medio ambiente y la cultura local, al tiempo que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.

Esta tendencia surge porque cada vez existe una mayor concienciación por los temas ambientales en todo el mundo. Frente al turismo convencional que busca la máxima rentabilidad en el menor espacio y tiempo posible, son muchos los turistas que comienzan a darse cuenta del daño que ocasionan al medioambiente. Y además, los visitantes exigen cada vez más calidad en los lugares que recorren.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

La última Cumbre Mundial de Turismo Sostenible se celebró el año pasado en Vitoria y reeditó el compromiso lanzado en la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible, celebrada en 1995 en Lanzarote, donde se aprobó la primera Carta del Turismo Sostenible. Fue en esta conferencia de hace 20 años donde surgió el término y el concepto de Turismo Sostenible que, junto con la declaración, supuso un importante cambio de rumbo en la industria del turismo y en el desarrollo de esta actividad hacia formas más responsables de hacer y concebir el turismo.

El nuevo compromiso adoptado en la Cumbre de Vitoria incluye llamamientos a la acción para Gobiernos, organizaciones internacionales, destinos turísticos y comunidades locales, industria del turismo, consumidores, investigadores y formadores, y ONG. Es decir, desde el turista hasta los ayuntamientos, las grandes empresas o los Gobiernos, todos podemos aportar nuestro granito de arena para promover un turismo más sostenible.

Existen conductas que podemos adoptar cuando viajamos a un nuevo destino. Estas son las recomendaciones que hace la Fundación Biodiversidad:

  • 1 - Al planificar tu viaje, elige aquellos proveedores que te ofrezcan garantías de calidad y de respeto a los derechos humanos y al medio ambiente.
  • 2 - Utiliza los recursos naturales, como el agua y la energía, con moderación. Recuerda que son bienes escasos.
  • 3 - Trata de minimizar la generación de residuos. Son una fuente de contaminación.
  • 4 - Cuando tengas que deshacerte de un residuo, hazlo de la manera más limpia posible. 
  • 5 - En un espacio natural procura que la única huella que dejes atrás sea la de tu calzado. Evita depositar cualquier desperdicio no orgánico.
  • 6 - Si visitas ecosistemas sensibles, como arrecifes de coral o selvas, infórmate de cómo hacerlo para causar el menor impacto posible y no degradarlos.
  • 7 - Al comprar regalos y recuerdos busca productos que sean expresión de la cultura local. Favorecerás la economía de los pueblos que te acogen y la diversidad cultural.
  • 8 - No adquieras flora y fauna protegida por el Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ni productos derivados de dichas especies. Es un delito y contribuyes a su extinción.
  • 9 - En tu destino disfruta conociendo la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales. Respétalas y acércate a ellas, tienen mucho que contarte.
  • 10 - Trata de contribuir con tu presencia al desarrollo de un turismo responsable y sostenible, construyendo con tu viaje un planeta más saludable y solidario.

Si todos los turistas respetaran estas recomendaciones, se evitarían muchos de los daños que la actividad turística masiva está provocando en algunas zonas, que ven afectadas su riqueza biológica. Con un desarrollo turístico sostenible, se respeta el entorno natural y se ayuda al desarrollo de las comunidades locales.

Así que para tus próximas vacaciones, quizá te animes a planificar un viaje diferente. ¡Las futuras generaciones te lo agradecerán!

1

1 comentario

06 de mayo de 2016 a las 16:20Raquel y los tacones de Mission
Una de las cosas más sorprendentes que me ocurrieron hace ya más de diez años fué cuando estuve en el hotel Mission propiedad de Clint Eastwood en Carmel CA, precioso lugar donde todo está pensado para el relax .Cuando llegué me indicaron que debía quitarme los tacones para andar por el recinto.Comenté entonces que por supuesto, que no quería molestar a las personas allí alojadas.Pero me indicaron que no era por las personas, que debía hacerlo para no molestar a los pájaros que anidaban en los árboles que viven allí. Para no alterarles su ritmo vital. Entonces me dí cuenta del largísimo trecho que había entre el turismo Español y el de EEUU. Pero es un reto posible. Convertir España en la California de Europa. Tenemos clima (muy parecido al de ellos), gran riqueza artística, gastronomía, una lengua que es el segundo idioma más hablado en el mundo por detrás del chino.Cada año batimos récords de visitantes. Solamente nos falta reconducir el turismo tóxico por uno de calidad. Que aporte alto valor. Pero para eso debemos exigir a los gobernantes actuaciones urgentes. Que no degraden más España como destino turístico. Es una fuente de riqueza que tiene gran recorrido. Y lo podemos conseguir ¡ A por ello!

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú