Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Posiciones cortas: Qué son y qué riesgos tienen

Leer más tarde Artículo Posiciones cortas

Posiciones cortas

Publicado el 22 de junio de 2017 a las 06:00 por Santiago Camarero Aguilera

La atención sobre la operativa de cortos en los mercados financieros, principalmente de renta variable, es un asunto recurrente desde el inicio de la crisis en 2008. Esta operativa se ha convertido a los ojos del gran público en un arma de destrucción masiva capaz de arrasar empresas y manejada por especuladores sin escrúpulos.

Ante esta amenaza latente, los reguladores han tenido una aproximación coercitiva sobre esta operativa al considerar que es causante de distorsiones en las fijaciones de precios y afecta a la estabilidad de los mercados financieros.

Por este motivo se han prohibido las ventas en corto de acciones en sucesivos periodos de alta volatilidad en varios países europeos, destacando la acción coordinada llevada a cabo por España, Italia, Francia y Bélgica en 2011, prohibiendo la creación o aumento de posiciones cortas en entidades financieras, incluyendo operaciones en contado y derivados.

El interés sobre esta operativa se ha vuelto a disparar tras la intervención del Banco Popular el 7 de junio de 2017 y la prohibición por parte de la CNMV de tomar posiciones cortas en las acciones de Liberbank, que han sufrido episodios de elevada volatilidad, con movimientos intradía superiores al 40%. El banco llegó a perder en pocos días un tercio de su capitalización bursátil.

Pero ¿qué es la operativa a corto?

Se entiende por posición corta aquella que genera beneficio ante una caída en el precio de un activo (acciones, bonos...) objeto de negociación. La forma de ejecución varía en función de la tipología de instrumento usado.

No obstante, la base es muy parecida en todos los casos y consiste en la venta en el mercado de un activo que no poseemos. Para poder vender algo que no se posee es necesario pedirlo prestado, lo que implica incurrir en un coste por el préstamo de los títulos.  

Por lo tanto, operar en corto entraña riesgos que no son simétricos con los asumidos por los compradores de acciones, ya que estos últimos pueden mantener su posición a largo plazo, decidir libremente cuando cerrar su posición y, mientras tanto, disfrutar del cobro de dividendos.

Por el contrario, estar corto cuesta dinero porque hay que pagar por el préstamo de los títulos. Adicionalmente, el préstamo no es a perpetuidad, existe el riesgo de que haya que devolver los títulos en cualquier momento, obligando a cerrar la posición corta para devolver los títulos, momento que puede, y suele, no coincidir con el deseado por el gestor.

¿Quién la usa?

La operativa de venta en corto es asiduamente usada por una variedad de gestores, ya que permite una mejor adecuación del riesgo o exposición que quieren asumir.

Uno de los ejemplos más comunes lo realizan los hedge funds (fondos de cobertura). Mediante la venta en corto expresan su opinión de que una empresa está siendo sobrevalorada por el mercado.

Muchas veces, este concepto de sobrevaloración se entiende desde una perspectiva relativa con respecto a valores comparables, por lo tanto, dichos fondos compran valores de empresas que consideran infravaloradas y cubren su posición vendiendo valores de empresas que consideran sobrevaloradas.

El riesgo para las empresas objeto de los cortos, particularmente en momentos de baja liquidez, reside en que una acumulación de posiciones cortas puede inundar el mercado de órdenes de venta que colapsen el precio del valor, dañando la percepción sobre la salud y situación financiera de dichas empresas que pueden verse arrastradas por un efecto que se retroalimenta. Por este motivo, ante episodios de rápida acumulación de posiciones cortas, los reguladores suelen actuar prohibiendo esta operativa de forma temporal.

Si realmente tiene efectos tan desestabilizadores ¿por qué no se prohíbe de forma permanente?

El primer motivo es que incrementar la tipología de operativa en los mercados financieros contribuye, en situaciones normales, a dotarlos de mayor liquidez y mejora la eficiencia en el proceso de fijación de precios. El segundo es que no hay evidencias concluyentes de que las prohibiciones de las ventas en corto incidan en una mayor estabilidad en los mercados.

Numerosos estudios académicos y profesionales avalan conclusiones opuestas al objetivo buscado por los reguladores. Sus resultados apuntan a que la prohibición de la operativa en corto incide en una bajada en la liquidez de los valores y retrasa la adecuación de precios. Finalmente, no evitan la bajada en los precios de empresas con fundamentales débiles.

La prohibición de las posiciones cortas no es la única medida en vigor para paliar sus efectos: la transparencia constituye posiblemente el eje principal. En el caso español, la CNMV aprobó en mayo de 2010 unos requisitos de transparencia que obligan a la comunicación de posiciones cortas que superen ciertos umbrales y tiene habilitado un espacio específico para poder consultar todas las notificaciones recibidas.

El debate sobre las virtudes de la prohibición de cortos en acciones vuelve a estar servido. Para unos se trata de proteger a los inversores y a las empresas contra el ataque de especuladores, para otros se trata de permitir y facilitar una asignación eficiente de recursos y riesgos.

1 comentario

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

1 comentario

22 de junio de 2017 a las 18:19Raquel
Desde que ocurrió la primera burbuja económica de la que hay constancia allá por 1634 con los tulipanes en Holanda que creó un mercado de futuros de bulbos, donde se vendían bulbos que se acababan de plantar o incluso que no se habían plantado todavía , nada ha cambiado hasta hoy. Especulación, información privilegiada, inversiones intradía , cortos, asimetrías, etc. Solamente es cuestión de tiempo para ver un nuevo crack. Como dice Warren Buffett " si los mercados fueran eficientes yo estaría pidiendo en la calle".
Cerrar menú