Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Somos un banco diferente

Leer más tarde Artículo José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Publicado el 26 de marzo de 2015 a las 09:00 por José Ignacio Goirigolzarri
En poco más de un mes se va a cumplir el tercer aniversario desde que fui nombrado presidente de BFA y de Bankia. Y aprovechando que se acerca ese momento y el nacimiento de este nuevo canal de comunicación, me gustaría compartir una serie de reflexiones sobre lo transcurrido en estos tres años. Reflexiones que parten de la constatación de que somos un banco diferente, y lo somos por varias razones.

Por un lado, porque nada más llegar a Bankia las autoridades me enviaron una carta en la que, además de felicitarme, me pedían a la mayor brevedad un plan de saneamiento y recapitalización de la entidad que conllevó que el Grupo BFA-Bankia fuese nacionalizado y se tuviese que ajustar a un duro Plan de Reestructuración.

En segundo lugar, somos un banco diferente porque nuestra imagen y nuestra gestión se han visto y se siguen viendo afectadas por hechos del pasado, por cuestiones anteriores a nuestra incorporación a Bankia, pero que influyen en nuestra situación actual.

Y, en tercer término, somos un banco diferente porque de nuestra forma de comportarnos, de cómo hagamos las cosas, de los resultados que obtengamos, en definitiva, de nuestra capacidad para generar valor, dependerá la posibilidad de devolver las ayudas a los contribuyentes.

Siendo un banco diferente, me gustaría repasar los dos vectores que han dirigido la actuación de la actual dirección de Bankia en los casi tres años que llevamos al frente de la entidad.

El primer vector ha sido tener un gobierno corporativo excelente. Recordad que nada más llegar, en mayo y junio de 2012, cambiamos en su integridad los Consejos de Administración de Bankia y de BFA. Entonces se incorporaron a este órgano personas de reconocido prestigio, con unos currículum excelentes y con una gran experiencia empresarial. Después, durante estos años hemos ido mejorando el gobierno corporativo con medidas como la aprobación de un nuevo Código Ético , la designación del consejero independiente coordinador o la evaluación anual del funcionamiento del Consejo.

Del mismo modo, nada más llegar a la Presidencia de BFA y de Bankia acordamos modificar la política de los Consejos de Administración de nuestras filiales y participadas, con lo que redujimos en 800 el número de consejeros que actuaban en representación del banco sin ser plantilla de la entidad. Con ello ahorramos siete millones de euros anuales en dietas.

El segundo vector que ha guiado a este Consejo es un principio de estricta transparencia y profesionalidad. Por esta razón, en el verano de 2012, creamos un procedimiento de análisis muy riguroso para revisar todas aquellas operaciones que tuvieran indicios de no ser ortodoxas desde el punto de vista bancario.

Todas aquellas operaciones, y han sido más de 30, que hemos confirmado que no respondían a la ortodoxia bancaria las hemos puesto en conocimiento de los supervisores y de las instancias judiciales.

Y lo hemos hecho a sabiendas de que el conocimiento de estas operaciones por parte de la ciudadanía, y quizá el caso más evidente es el de las denominadas tarjetas opacas, iba a tener un impacto en nuestra imagen. Pero en ningún caso dudamos del camino que teníamos que seguir, el camino de la profesionalidad y el camino de la transparencia, el de poner en manos de las autoridades judiciales toda operación que consideráramos alejada de la ortodoxia bancaria.

Desde el punto de vista de gestión, nuestra obsesión ha sido, es y seguirá siendo hacer de Bankia una entidad cada vez más rentable, porque es el medio de que Bankia valga más y de poder así devolver las ayudas a los contribuyentes.

Que Bankia vaya bien y que Bankia valga más es una gran noticia para los españoles. Solo aquellas personas o aquellos grupos que tienen intereses no alineados con los de los contribuyentes pueden discrepar de esa idea. Porque desear o buscar que a Bankia le vaya mal es, en definitiva, desear que a los contribuyentes les vaya mal.

Quiero recordar que la Comisión Europea y el Banco de España aprobaron en noviembre de 2012 el Plan de Reestructuración del Grupo BFA-Bankia. En función de dicho plan, el conjunto del Grupo BFA recibió entonces 17.959 millones de euros, de los que casi 10.700 fueron dedicados a Bankia. La cantidad fijada por las autoridades europeas permitió compensar las pérdidas del pasado que arrastraba la entidad y situar sus niveles de capital justo por encima del mínimo regulatorio. La recapitalización fue necesaria para salvaguardar el dinero de los depositantes.

Porque el ejemplo de Bankia es paradigmático de lo que supone salvar un banco. Si alguien cree que se hace para salvar a los banqueros se equivoca, porque, como señalaba anteriormente, una de las primeras decisiones que adoptamos en 2012 fue renovar íntegramente el Consejo de Administración. Si se piensa que se hace para proteger a los empleados, la dura reestructuración a la que ha sido sometida Bankia demuestra que también estos han tenido que hacer sacrificios.

En definitiva, los 17.959 millones de euros recibidos por el Grupo BFA protegieron los depósitos de los clientes. En aquel momento los clientes de Bankia tenían asegurados por el fondo de garantía más de 60.000 millones de euros en depósitos. La alternativa de dejar caer Bankia hubiese sido, por tanto, mucho más costosa, además de generar un efecto contagio en el resto del sector de un impacto incalculable.

La inyección de capital recibida en 2012 permitió al Grupo BFA-Bankia pasar a ser una entidad solvente, y entonces dijimos que nuestro objetivo era hacerla, además de solvente, rentable y lo hemos conseguido. Porque, quiero recordar, con la mera inyección de capital no se aseguraba el futuro del banco. De hecho, no son pocas las entidades europeas que han recibido ingentes cantidades de capital y no han sido viables. Las ayudas para la recapitalización son condición necesaria, pero no son suficientes para que una entidad se convierta en viable.

Entonces, en noviembre de 2012, definimos un Plan Estratégico que culminará a finales de 2015. Dicho Plan requería muchas cosas. La primera, una extraordinaria reacción y cambios en aspectos tales como nuestro posicionamiento en el mercado, con un mayor enfoque hacia el mundo de los autónomos y las pymes , la gestión del proceso de reestructuración, la mejora de la eficiencia, el esfuerzo en desinversiones o cambios en las políticas y sistemas de riesgos.

Cuando anunciamos los objetivos de nuestro Plan Estratégico hubo mucha gente que pensó, y afirmó, que era demasiado voluntarista. Entonces se dudaba de que pudiéramos cumplir esos objetivos. Hoy, gracias a la transformación anímica de nuestro equipo y a la confianza de nuestros clientes, a los que estamos profundamente agradecidos, podemos decir que hemos cumplido con los objetivos de aquel ambicioso Plan Estratégico y lo hemos hecho en casi todos los aspectos con un año de anticipación.

El trabajo hecho en estos dos primeros años nos ha permitido generar casi 5.000 millones de euros de capital adicional a los fondos aportados por el Estado, lo que permite asegurar que los contribuyentes españoles participan hoy en un banco sólido, rentable y con buenas perspectivas de futuro. No lo decimos nosotros, lo confirman las pruebas de esfuerzo al sector financiero realizadas a finales del pasado año por las autoridades europeas.

En toda nuestra actuación en estos casi tres años, nuestro objetivo ha sido y sigue siendo crear valor para nuestros accionistas, para todos nuestros accionistas, porque con ello estamos creando valor para los contribuyentes y permitiendo la posibilidad de devolver las ayudas.

Creo que es bueno que todos entendamos que los intereses de BFA, entidad participada al 100% por el Estado, y de Bankia, de la que BFA posee más del 62%, están plenamente alineados, y esa es la razón por la que yo presido y soy, por tanto, máximo responsable del devenir de Bankia y BFA.

La participación en Bankia es el activo más importante con el que cuenta BFA y, sobre todo, el único que tiene potencial real de crecimiento. Por esta razón, la recuperación de las ayudas recibidas por BFA está totalmente ligada a la evolución de Bankia, al precio que tenga la acción. Y el mejor ejemplo de este hecho lo tuvimos en febrero de 2014, cuando BFA pudo vender un 7,5% del capital de Bankia al mercado, una operación que le reportó 1.304 millones de euros. Hace un año, por tanto, ya se empezaron a devolver las ayudas. Ningún banco que ha atravesado una situación similar a la de Bankia ha sido capaz de empezar a devolver las ayudas en tan corto espacio de tiempo.

En definitiva, el 62% de los beneficios de Bankia, el 62% de los dividendos que pague Bankia, el 62% del valor que tenga Bankia en Bolsa son de los contribuyentes.

Por añadir unas cifras. Hoy Bankia tiene un valor en Bolsa de 15.500 millones de euros. Por tanto, el Estado tiene unas acciones que valen casi 10.000 millones de euros. A esa cifra se debe sumar el valor del resto de activos de BFA y los 1.304 millones de euros que el Estado obtuvo por vender el 7,5% de Bankia hace poco más de un año.

La clave para elevar el valor de la participación del Estado es conseguir que la acción de Bankia valga más. Cada 10 céntimos que sube la acción de Bankia el Estado obtiene una revalorización de 714 millones de euros. En definitiva, cuanto más valga Bankia, mejor para los contribuyentes.

Y lo mismo sucede con los dividendos. Que Bankia pague dividendo es una gran noticia para los españoles. Hemos propuesto a la Junta de Accionistas, que celebraremos el 22 de abril en Valencia, el pago de un dividendo de 1,75 céntimos por acción, que supondrá una aportación adicional para el Estado de 126 millones de euros.

En conclusión, os puedo asegurar que todo el equipo de Bankia estamos totalmente comprometidos con este proyecto, con mejorar cada día esta entidad, dar un mejor servicio a nuestros clientes y crear valor para los accionistas, porque esa será la manera de devolver las ayudas a los contribuyentes, que es el principal objetivo de este equipo.

Hemos trabajado duro en estos casi tres años, nos hemos dejado la piel para llegar hasta aquí y vamos a seguir haciéndolo hasta ver cumplida nuestra aspiración de convertir a Bankia en el mejor banco de España.

En mayo de 2012 se incorporaron junto a mí otras tres personas a la dirección de Bankia, José Sevilla, Antonio Ortega y Amalia Blanco, y lo hicieron, lo hicimos, por responsabilidad, pensando que éramos capaces de realizar una aportación para solucionar  uno de los principales problemas de la economía y del sistema financiero en España. Y quiero agradecer también el paso adelante que entonces dieron quienes fueron nombrados consejeros de Bankia, porque personas de reconocido prestigio y de una trayectoria empresarial magnífica asumieron un riesgo notable.

La reflexión que hicimos fue clara. Si teníamos algo que aportar para ayudar a salir de esa situación teníamos la obligación moral de intentarlo, y lo hicimos, en un primer lugar, desde el realismo, poniendo sobre la mesa las dificultades de la entidad. Humildemente creo que en estos casi tres años hemos conseguido, entre todo el equipo de Bankia, un equipo, por cierto, de magníficos profesionales, que la entidad ya no sea vista como parte del problema de la economía española, bien al contrario, como una parte, pequeña si se quiere, de la solución.

Este gran equipo de miles de personas, el cambio anímico radical que han mostrado en estos tres años, y todas las dificultades y sufrimientos que hemos atravesado juntos me ha enseñado mucho y han hecho que lo que inicialmente fue una cuestión de responsabilidad se haya convertido en una total implicación personal y emocional con la entidad. Ahora tengo, tenemos todos los que vinimos en mayo de 2012, un vínculo y una identificación con este proyecto que no tenía entonces. Este proyecto se vive día a día, trasciende mucho a los números, tiene caras y una ilusión inmensa con la que estamos absolutamente comprometidos.

Juntos hemos conseguido que Bankia sea una entidad viable y rentable, pero sabemos que todavía podemos hacer las cosas mucho mejor. Vamos a seguir luchando por superarnos cada día. Por nuestros clientes, por nuestros accionistas, por los contribuyentes, sigamos trabajando.

70 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

70 comentarios

17 de mayo de 2017 a las 21:18pepito
Buenas. Leo en la prensa que uno de los candidatos a comprar Banesto es Bankia. Mi ignorancia de como funciona el mundo es supina pero desde mi modesto entender, si Bankia "tiene dinero" como para comprar un banco con manifiesto agujero me cabe una pregunta ¿por qué se puede comprar un banco ruinoso y no se puede devolver el dinero que los españoles aportamos para salvar Bankia y que nos ha costado recortes muy severos en cuestiones como salud y educación y que a todos nos perjudican tarde o temprano? Perdón por mi ignorancia y espero no molestarles con mi pregunta pero es que no lo entiendo.
24 de mayo de 2017 a las 17:15Bankia

Buenos días. Entendemos que se refiere a Banco Popular. En este momento, Bankia no ha presentado ninguna oferta por Banco Popular. Nuestra gestión está dirigida a crear valor para Bankia, de forma que cualquier decisión que tomamos en cualquier ámbito persigue que la compañía valga más, ya que es el camino para que el Estado pueda tener más opciones de vender su participación en la entidad y recuperar así las ayudas inyectadas al banco, algo en lo que estamos firmemente comprometidos. Bankia ya ha devuelto al Estado más de 1.800 millones de euros y hoy el banco tiene un valor que supera los 12.000 millones de euros. Nuestro objetivo es trabajar para que ambas cifras vayan en aumento.

16 de diciembre de 2016 a las 21:48Pepe
Muchas gracias por su respuesta. Me alegra que su banco genere beneficios. Espero que sean cuantiosos y que muy pronto (espero verlo en vida) nos devuelvan a todos los españoles el dinero que les prestamos y se acaben los recortes que, por culpa de ese "préstamo" dicen que fueron y serán necesarios, sin duda. Saludos
10 de diciembre de 2016 a las 11:17manuel
Quisiera saber los motivos por los cuales hoy sábado dia 10 de diciembre no tengo ingresado mi dinero del subsidio por desempleo. Tengo entendido que ustedes desde el dia 5 ya lo tienen ingresado pero lo ingresan ustedes en las cuentas el dia 10 y hoy dia 10 sábado no está ingresado en mi cuenta. ¿Me lo aclara para poder poner la hoja de reclamaciones contra Bankia?
16 de enero de 2017 a las 10:57Bankia

Hola Manuel. El abono de desempleo se realiza los días 10 de cada mes, salvo cuando es día no hábil (sábado, domingo o festivo) que se abona el primer día hábil posterior. 

17 de noviembre de 2016 a las 16:39Pepe
Una pregunta sr Goirigolzarri, el dinero que se está devolviendo a los que tenían preferentes y/o acciones de ese banco ¿se está devolviendo con cargo a los beneficios de Bankia o se suma a lo que debe Bankia al estado o sea, a todos los españoles? Es algo de lo que no hablan los medios y no me queda claro ya que se barajan varias cantidades sobre la deuda de Bankia o, dicho de otro modo, que Bankia recibió como rescate por parte del gobierno. Un saludo
15 de diciembre de 2016 a las 14:07Bankia

Hola Pepe

El dinero que se está devolviendo sale de los beneficios que Bankia lleva generando desde el año 2013, no es adicional a los fondos inyectados por el Estado en 2012.

Esperamos haber resuelto tu consulta

01 de mayo de 2016 a las 21:04Francisco
Cuando llegó el sr Goirigolzarri, me llamó la atención lo que decía la prensa de él. Después, la publicidad "Empecemos por los principios" me confirmó que algo estaba cambiando, aunque los que me rodeaban, sobre todo, del 15m, seguían mostrándose inmisericordes con Bankia. Ahora, que la ecuanimidad y la honradez personal no prosperan ni se promueven desde el poder, ni desde los que aspiran a alcanzarlo, me anima comprobar que no todo ni todos esta/n podrido/s. Gracias, amigo del pueblo.
23 de septiembre de 2015 a las 19:06Jose
Lo que seria adecuado es abrir mañana y tarde como las tiendas o las fabricas ya que la union europea aconsejo cerrar sucursales ¿ porque no aconseja abrir todo el dia? los usuarios y los que mantenemos dicha entidad nos vemos obligados a hacer laargas colas o pedir un dia de fiesta para poder resolver cualquier cosa enuna oficina
27 de junio de 2015 a las 23:52Limos46
Buenas noches Sr. Goirigolzarri. En primer lugar agradecerle la contestación a mi comentario. Después de leer su respuesta no puedo menos que contestarle y rebatir alguno de sus argumentos. Dice Vd. que en que me baso para hablar en que los jueves por la tarde no son rentables, pues me baso en casi 10 años de experiencia, si que tiene razón en que algunos jueves (no todos) son muy productivos pero también son tardes que los clientes aprovechan para cancelar cuentas, tarjetas u otros productos o reclamar comisiones, si a ello sumamos los servicios que deben funcionar para dar apoyo a las oficinas dudo mucho de la rentabilidad de estas tardes. Después Vd. comenta que el horario " de referencia" partido (que no flexible) es un gesto de flexibilidad que debemos tener la plantilla, más flexibilidad que hemos teniendo sufriendo uno de los ERE más brutales de la historia, congelación de salariaros, no cobro de retribución variable, congelación de sueldo (y por lo que parece una próxima reducción), externalización de servicios centrales, muchos de ellos despedidos cuando pasaron los 18 meses que estas empresas se comprometieron a mantenerlos en sus plantillas, sin olvidarnos la demonización de los trabajadores de nuestro sector (y en especial los de Bankia) en los medios, siendo amenazados e insultados por clientes, motivo de burla y desahogo de familiares y amigos contra nuestro sector, no le digo ya los compañeros que han debido a ir a juicio por las preferentes y la OPS. Si esto no es flexibilidad ¿que lo es Sr. Goirigolzarri? Dice que los tiempos serán los que nos obliguen a realizar cambios, pues fíjese en Iberdrola o Banco Santander que han mejorado los horarios de sus empleados casi igualando al horario "legal" que aun conservamos en Bankia de 8 a 3 y en el caso de la eléctrica aumentando la productividad Además están las oficinas agiles, internet y las nuevas oficinas de asesoramiento. ¿Por qué ese empeño Sr. Goirigolzarri de perjudicar nuestra vida familiar haciéndonos salir 3 horas más tarde? Dice Vd. que Bankia es un banco diferente, pues veo que en el tema de relaciones laborales Bankia no es diferente es igual que muchas empresas que creen que por tener a los empleados más tiempo en la oficina van a ser más rentables. Esto es ya la puntilla que nos faltaba Sr. Presidente a una plantilla castigada por la sociedad y ninguneada por su empresa. Que tenga Vd. una buena noche Sr. Goirigolzarri.
31 de mayo de 2015 a las 22:21Limos46
Buenas tardes Sr. Goirigolzarri. Soy empleado de Bankia y le felicito porque creo que es un buen gestor y que está lidiando contra viento y marea para reflotar la entidad con una nueva forma de hacer las cosas Sin embargo hay un asunto donde las viejas formas parecen que siguen en todo su esplendor. Me refiero a la imposición de un horario partido (que no flexible) a los empleados, sé que no supone trabajar más horas pero lo que es cierto y no admite discusión es que la dirección de la entidad quiere que los empleados de las oficinas lleguemos tres horas más tarde a casa saliendo a las 6 de la tarde durante cuatro días a la semana 10 meses al año. Con lo que Vd. Esta incumpliendo el código ético que estamos obligados a conocer y aplicar y que si bien recuerda se nos obligo a firmar a todos los empleados, en lo tocante a la conciliación de la vida familiar y laboral (pagina 12 si no me equivoco). Según dice Vd. el mercado y los clientes dictan esta medida y que si no lo hacemos nosotros, otros lo harán, pues bien, otros bancos no solo no están aplicando esta medida sino que están facilitando a los empleados un horario que les permite conciliar su vida laboral y personal. En lo que respecta al negocio está más que demostrado que los jueves por la tarde no son rentables ya que la operativa de dichas tardes no supone un impulso a la comercialización ya que dicha operativa suele ser cancelaciones de productos y operativa transaccional sin valor. También se escuda Vd. en que el 40% de los clientes están a favor de esta medida, por lo que deduzco que un 60% no lo está. Si pregunta a cualquier cliente de cualquier negocio si le gustaría que dicho negocio estuviera abierto las 24 horas del día le diría que sí y si a continuación le preguntaran si iría a las 4 de la madrugada a sacar dinero al banco seguramente le diría que no pero que por si acaso le gusta que la oficinas este abierta. Me abstengo de comentar las formas en que se quiere imponer el horario a los empleados ni las consecuencias para nuestra vida familiar. Eso ya lo han dicho otros en comentarios anteriores. Mi conclusión es que por los buenos resultados que los empleados hemos conseguido para reflotar la entidad (me remitio al beneficio obtenido en 2014) y los sacrificios que hemos tenido que realizar (ERE) la empresa nos "premia" con este horario partido que no flexible. ¿Que sera lo próximo? ¿Abrir sábados, domingos y festivos? Que pase una buena tarde Sr. Goirigolzarri yo la voy a disfrutar con mi familia al máximo porque no sé cuantas me quedan antes de tener que pasarme 10 horas metido en la oficina de lunes a jueves.
15 de junio de 2015 a las 11:13José Ignacio Goirigolzarri
Gracias por tu comentario.
En primer lugar me gustaría aclararte una afirmación que he visto escrita varias veces y que desconozco cuál es su fuente, en la que indicas que “está más que demostrado que los jueves por la tarde no son rentables”. Francamente, con los datos de los que disponemos te aseguro que no entiendo está afirmación y desconozco la información que manejas para llegar a esa conclusión. La realidad es más bien la contraria. Te aseguro  que las cifras de producción diaria no se parecen en nada cuando comparas un día normal de semana con un jueves con horario de tarde.Además, la experiencia que hemos obtenido tras llevar ya un tiempo trabajando con los nuevos formatos de oficina, como las Ágiles, nos dice que una parte importante de los clientes quiere trabajar con nosotros por la tarde. Y no sólo quiere sino que lo hace, y más del 20% de estos clientes vienen en horario de tarde, porque en muchos casos probablemente no tenga más opción que esa  ¿Debemos dar la espalda a estos clientes o a otros muchos a los que nos podemos dirigir en ese horario?. Se trata de ser un poco menos rígidos y desde luego no de trabajar hasta las 4 de la madrugada, ni los sábados, ni los domingos, ni de tener todas las oficinas abiertas por la tarde. Nadie habla de eso.
 
Debemos ser realistas, la sociedad está cambiando y nosotros debemos también ser capaces de adaptarnos a este nuevo entorno. De otro modo me temo que los cambios que nosotros nos neguemos a  realizar serán impuestos por los hechos y por el paso del tiempo.
 
24 de mayo de 2015 a las 11:41Empleada con ganas de trabajar
Buenos días Sr. Goirigolzarri, lo primero felicitarle por su gestión, profesionalidad, claridad y cercanía. Me puedo definir como admiradora suya por todo su recorrido profesional y me consta su buen hacer. Sé que si alguien puede llevar a Bankia al lugar donde ser merece, es con usted al frente. Soy empleada de la entidad, compañera de oficinas. Soy consciente de lo difícil que es recuperar la confianza de los clientes, día a día pongo todo lo mejor de mí para ello, con toda mi ilusión, al igual que el resto de mis compañeros. Quiero transmitirle que estamos comprometidos y sabemos que hay mucho trabajo por hacer, y estamos volcados en ello… algo que seguro que usted no pone en duda, pero últimamente sí he notado que el ánimo de la plantilla se ha venido abajo y me veo en la obligación de transmitírselo a usted como máximo responsable de la entidad: La forma de transmitir la necesidad de hacer un nuevo horario ha sido un error. Estoy de acuerdo con que tenemos que atender a los clientes a la hora que ellos puedan, tenemos que ser flexibles, dar ese plus y nuestros clientes lo merecen. Pero esto no se ha transmitido de esta manera, el horario de referencia que se transmitió desde el Consejo llegó a oficinas como algo “obligatorio”. Con mejores o peores formas según la pericia del interlocutor pero con un mismo mensaje. Esto ha generado un malestar y una sensación de no ser un buen profesional para la entidad… que me parece injusto y me da miedo… un empleado en contacto con lo más importante de nuestra empresa, que es el cliente, debe estar feliz, creer en lo que hace y sentirse valorado… y si fallamos en esto último no vamos a conseguir transmitir los valores de Bankia, algo clave para llegar al sitio en el que nuestros accionistas y clientes merecen estar. Por favor, dé importancia a esto, es fundamental. Un empleado con vida personal, que pueda conciliar su vida familiar… es un empleado feliz que transmite energía positiva al cliente. Y eso es necesario. Presidente, muchas gracias por este medio para comunicarnos con usted, mucho ánimo y siga con su profesionalidad y su forma de trabajar. Confiamos y creemos en usted y su equipo. Seguimos trabajando.
28 de mayo de 2015 a las 18:11José Ignacio Goirigolzarri
Gracias por tus afectuosas palabras. Y gracias por tu ilusión. El trabajo que hacéis en las oficinas para nuestros clientes, que son nuestra verdadera razón de ser en Bankia, es fundamental. Lamento que tengas la percepción de que la forma de transmitir el mensaje no haya sido la más adecuada. Tomamos nota. Pero, como muy acertadamente dices, la idea que subyace no es otra que adaptarnos a las necesidades de los clientes. Si no lo hacemos nosotros, otros lo harán. E insisto, gracias por tu comentario y por tu confianza en el equipo, del que tú también formas parte.
28 de abril de 2015 a las 12:07externo
Trabajé durante mas de 30 años en Cajamadrid, la antigua Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, parte de lo que ahora se llama Bankia. De la noche a la mañana me vi transferido, muy a mi pesar, a una empresa de servicios que trabaja para Bankia sin ni siquiera recibir un simple correo por parte de su empresa agradeciendo los años de servicio y hoy por hoy me siento un extraño, no termino de asumirlo, trabajando para la empresa que usted preside, la que fué mi empresa durante todos esos años. No dudo de sus intenciones y su buen hacer pero si le pediría que, ya que no me ha dejado participar como empleado en su proyecto, al menos, no olvide que Bankia, a pesar de sus pésimos gestores anteriores y sus fechorías, quizá sea ahora lo que usted dice que es gracias al trabajo de muchos profesionales que, o bien ya están fuera de Bankia, despedidos después de los ajustes, según dicen necesarios, o bien ya no son parte de la plantilla de la empresa que ahora usted preside porque han sido externalizados pero que siguen trabajando con el mismo ahinco aunque, eso sí y como es lógico, seguro que no con la misma ilusión. Espero que su proyecto personal le satisfaga a usted personalmente pero recuerde que, a muchos, muchísimos antiguos empleados, la vida les ha cambiado y en muchos casos no para mejor. No lo olvide, por favor.
30 de abril de 2015 a las 13:03José Ignacio Goirigolzarri

Gracias por su comentario.

Lo he dicho muchas veces públicamente y quiero aprovechar para agradecérselo a usted de forma personal. Reconozco y agradezco  el sacrificio realizado por muchos de los empleados de Bankia que tuvieron que dejar la organización durante el proceso de reestructuración. Siendo necesario este sacrificio para garantizar la viabilidad de la empresa, hicimos lo posible para garantizar el mayor número de empleos a través de los procesos de externalización.

Si en aquel momento sintió no haber sido reconocido profesional y personalmente, le pido mis más sinceras disculpas.

23 de abril de 2015 a las 09:15un/a ex-empleado/a
Después de leer su "maravillosa" carta, me he indignado todavía más de lo que estoy. ¿que también estos han tenido que hacer sacrificios.? ¿quiénes más han tenido que hacer sacrificios aparte de los 6000 despedidos-externalizados del injusto ERE? ¿Los directivos, de los que no se ha ido ninguno en el ERE, y que siguen con sus grandes retribuciones? Vd no tiene ni idea de lo que son los sacrificios. Ah, ¿sabe que ceder trabajadores a otras empresas para que sigan trabajando para Bankia, puede ser considerado CESIÓN ILEGAL DE TRABAJADORES? Ah, y no me venda la burra de que era para mantener el trabajo... Por otro lado, lo que han hecho (vender todas las participaciones, despedir a 6000 empleados, cerrar oficinas), lo hace cualquiera, no se crea Vd el "salvador" de Bankia. Además, todo esto no es muy complicado de hacer cuando tienes a los sindicatos comprados y corruptos. Bueno, voy a ir acabando, no sin antes pedirle que tengan un poco de empatía con los despedidos en general y en las RRSS en particular, sobre todo su amiga Amalia Blanco en Twitter. Ah, y un consejo, en la Junta de Accionistas deje de llenar la sala de acólitos y palmeros (empleados de Bankia), y deje que entre todo el mundo, aunque sean críticos con su gestión. Espero que está crítica sea publicada y no vaya a la papelera. Por cierto, si tan bien va el Banco, deshaga las externalizaciones y readmita a despedidos forzosos.
30 de abril de 2015 a las 12:56José Ignacio Goirigolzarri

Gracias por su comentario. Desde luego no me creo el salvador de Bankia. En primer lugar porque no podemos hablar de salvación hasta que no hayamos devuelto a los contribuyentes españoles las ayudas que se nos prestaron.

Y cuando esto ocurra, los verdaderos protagonistas de esa salvación habrán sido, en primer lugar, los clientes y, en segundo, los profesionales de Bankia.

En cuanto a la reestructuración, el Plan acordado con Bruselas era claro en cuanto a la reducción de plantilla necesaria en Bankia. Dentro de este marco, con las limitaciones que teníamos, hicimos nuestros mayores esfuerzos para preservar la mayor cantidad posible de puestos de trabajo. Éste era el objetivo principal del proceso de externalización. Siento que no comparta esta visión.

En relación a la Junta de Accionistas, le puedo garantizar que la única limitación de acceso e intervención es la establecida en los Estatutos: Tener o representar un mínimo de 500 acciones de la sociedad. Cumpliendo este requisito será bienvenido/a en nuestra próxima Junta.


 

22 de abril de 2015 a las 00:10Amparo
Buenas noches Sr. Goirigolzarri, Me gustaría comentarle que a mi modo de ver sería deseable, recomendable y beneficioso para ambas partes que, en aras de favorecer un buen clima laboral que redundara en unos mejores resultados para la empresa su discurso de agradecimiento y reconocimiento hacia los trabajadores de la entidad, no se quedara solamente en palabras bonitas pero, hasta el momento, absolutamente vacias de contenido, si no que se trasladara de manera real a la gestión de los recursos humanos del banco que dirige. Es lamentable que los trabajadores vivamos instalados continuamente en el miedo a perder nuestro puesto de trabajo ante las, cuanto menos, reprobables actuaciones del departamento de RRHH y de algunos cargos de responsabilidad del banco que usted dirige y cuyos valores y ética usted se enorgullece de ensalzar y que cada vez nos resulta menos posible a los trabajadores hacerlos como propios. Estoy hablando de intentos de modificar los horarios establecidos con métodos propios de organizaciones mafiosas; presiones contínuas y nada saludables para el cumplimiento de los objetivos nada reales y cada vez mas difíciles de lograr que, cuanto menos, podrían desembocar, como en tiempos no muy lejanos, en situaciones de estres, ansiedad y otros cuadros médicos nada deseables; amenazas directas, veladas y de cualquier otra índole ante la posibilidad de los trabajadores de acudir a la justicia para reclamar por nuestro dinero invertido en la OPS, porque además de trabajadores recuerde que también somos clientes y en un alto porcentaje perjudicados por ésta inversión realizada con dinero ganado defiendo el banco que ustede dirije, es mas que lícito poder someternos a lo que dictamine la justicia sin miedo a represalias laborales. Como lógicamente entenderá y debido a la situación expuesta he ocultado mi identidad real porque tengo miedo de no poder seguir llevando un sueldo a mi casa a final de mes. A pesar de todo esto como trabajador he de decirle que confío en usted, creo que es usted una persona honesta y le pido su compromiso público para cambiar todos estos aspectos que le he expuesto con el fin de que pueda volver a sentirme orgulloso de trabajar en Bankia, algo que creo se haría extensible a muchos de mis compañeros.
30 de abril de 2015 a las 12:54José Ignacio Goirigolzarri

Gracias por tu comentario y tu confianza.

Permíteme que vaya por partes:

En primer lugar, en relación al agradecimiento a empleados, lo he dicho muchas veces, y lo seguiré repitiendo: Además de a los clientes, estoy muy agradecido a todos los trabajadores y trabajadoras de Bankia. Sin el esfuerzo y el compromiso de todos nada de lo que estamos haciendo sería posible. No tengo inconveniente en repetirlo una vez más, dentro y fuera de la entidad. Y esto no es una cláusula de estilo. Soy muy consciente del esfuerzo que se está haciendo y los sacrificios a los que ha habido que enfrentarse, y muy particularmente el ERE.

Prácticas inadecuadas: Los comportamientos no profesionales, no éticos y no íntegros no tienen cabida en Bankia. Sin excepciones ni matices. Y quien vea actitudes o comportamientos no consistentes con nuestro Código Ético y de Conducta sabe que tiene cauces como el Canal de Denuncias para ponerlos de manifiesto, un medio confidencial y en el que se garantiza el anonimato de quien acude a él. Si en verdad tienes el convencimiento de que se da algún comportamiento no ético te ruego que no dudes en actuar y acudas a este canal.

OPS: La posición de Bankia es clara y se basa en razones objetivas. Lo que se ha venido a poner en cuestión es si la OPS fue, desde el punto de vista técnico y legal, correcta. Nuestros técnicos, los organismos supervisores y los informes de expertos independientes avalan que la operación cumplió con todos los requerimientos . No tendría sentido que mantuviéramos esta posición con unos clientes y la contraria con otros, porque de lo que estamos hablando es de la defensa de los intereses legítimos de nuestros accionistas que, mayoritariamente, son los contribuyentes. Esa es nuestra responsabilidad.

17 de abril de 2015 a las 03:49José
He leído un poco de los comentarios, y me quedo pasmado el cinismo que tiene el presidente por accidente como ZP. Todo eso de la transparencia, de la ética y demás son cosas que suenan bien pero que para nada se practican. Le recomiendo una excursión a Huesca que le de el aire y sobre todo entérese de lo que pasa en las Oficinas, porque el trato a clientes ha dado un bajón impresionante, pise el suelo y deje de ir bajo palio, cuando llueve es bueno a veces mojarse.
09 de abril de 2015 a las 23:20Luis Javier
Señor Presidente, en primer lugar felicidades por esta iniciativa de comunicación transparente. Quisiera incidir en dos comentarios que Usted ha contestado esquivando el tema (tampoco era de esperar un debate por este canal). Soy familiar de un empleado de Bankia y nos encontramos ahora con un intento de imposición de horario por la tarde. Donde queda la conciliación laboral? Si una persona opta a un trabajo sabiendo que es de jornada partida, o de horario nocturno, sabrá donde se mete y podrá planificar su vida con ello, pero si lleva una serie de años trabajando de 8 a 15 horas y de pronto la empresa le dice que debe trabajar de 8 a 18, que puede hacer?. Entiendo que Bankia quiera ampliar su horario, pero debe hacerlo con sus trabajadores, no contra ellos. Imponer esto ahora es incompatible con un discurso de motivación. Permítame sugerir una alternativa: contratación de más personas para ampliar el horario. La alternativa es tener a una parte crítica de su plantilla trabajando a disgusto y así no puede ir bien. Un saludo
24 de abril de 2015 a las 10:15José Ignacio Goirigolzarri
Soy consciente de que es un tema que, en ocasiones, puede generar controversia pero en ningún caso lo he querido esquivar. Todo lo contrario. Pero me gustaría afrontarlo compartiendo dos reflexiones. En primer lugar: En ningún caso estamos planteando un aumento de las horas efectivas trabajadas. Y en segundo lugar: La realidad del mercado y, sobre todo, las necesidades de nuestros clientes, son hoy muy distintas a las que había décadas atrás, cuando se definió el horario que ahora se aplica. Las entidades, y los gestores que atienden a estos clientes, debemos ser capaces de responder a estas necesidades. O estamos dispuestos a dar el servicio que el cliente quiere, o el cliente elegirá otras alternativas.
09 de abril de 2015 a las 18:38José María
Sr. Goirigolzarri, en primer lugar enhorabuena por esta iniciativa, me parece muy valiente y única. Abrir un canal de comunicación con clientes y público en general, esto efectivamente es una iniciativa de un Banco diferente. También he seguido desde hace tiempo sus comentarios y los de su Entidad, basados en valores y principios (esta sociedad no está acostumbrada a oír hablar de algo tan raro),y también en su compromiso de devolver la ayuda prestada por los contribuyentes, me parece un mensaje sincero, comprometido, único y merecedor de la ayuda. Sabe una cosa, que pienso que cambiar el mundo es posible, aunque parezca imposible, por eso me gusta su estilo y su mensaje, espero de verdad que lo consiga. Las Entidades Financieras no se han dado cuenta de que pensar en el bien común, es fantástico y muy rentable (seguro que lo podrá comprobar con el tiempo), y que actuar desde los principios en la relación con los clientes (anteponiendo el bien del cliente frente al del Banco) es algo que redundará en aumentar la fidelidad de los clientes y por tanto en aumentar la Rentabilidad de Bankia. Por tanto Enhorabuena, siga este sendero sin descanso, y serán los mejores. Solo me permito darle un consejo...hágalo de verdad, usted y todo el equipo de Bankia, pongan el corazón en dar el mejor servicio a sus clientes, desde los principios y valores, y conseguirá ser, no un Banco Diferente, sino un Banco Único. He visto en el Blog muchos comentarios referidos al pasado, yo entiendo que está hablando de futuro y del Bankia de los dos últimos años, que nos propone un Bankia diferente, y por lo que voy viendo estoy seguro de que lo va a conseguir. Animo y enhorabuena.
24 de abril de 2015 a las 10:16José Ignacio Goirigolzarri
Gracias por el apoyo
09 de abril de 2015 a las 09:26nacho garcia
Leida su respuesta a mi primera intervencion, lamento que esta sea sólo una "frase heha", que se ha repetido sistematicamente a otros intervinientes. Lamento también que los canales que Vd. menciona no sean en absoluto homogeneos y según de donde se reciba el mensaje (Dirección Comercial o Recursos Humanos), la interpretación de la normativa sea totalmente opuesta. Ante la imposición de trasgredir una norma legal, como es el Convenio Colectivo en vigor, en materia de horarios y jornada de trabajo, ¿como deben actuar los trabajadores de Bankia?. No estamos hablando del esfuerzo, dedicación o implicación por parte de los trabajadores, que a lo largo de muchos años ya han demostrado, estamos hablando de execrables formas de actuación, de ningunear a la representación legal de los trabajadores con actuaciones al margen de la negociación colectiva, de amenazas a las personas y sus puestos laborales, y todo ello con el beneplacito o aquiescencia de quienes diregen la empresa, que callan o miran hacia otro lado.
04 de mayo de 2015 a las 18:38José Ignacio Goirigolzarri
Lamento que se entienda como una frase hecha. Mejoraremos para que deje de percibirse así. En cuanto a los horarios: No estoy de acuerdo en que esto suponga la trasgresión de ninguna norma. Se trata de analizar (junto con la representación legal de los trabajadores) si el marco horario actual responde a las necesidades que nos plantean los clientes. Creo que la respuesta es que no. ¿Quiere esto decir que se pretenda ampliar la jornada con más horas? Absolutamente, no. Se trata de tener capacidad de ser flexibles y responder a una realidad muy distinta a la de hace 30 o 40 años, cuando se definió el marco horario actual.
08 de abril de 2015 a las 20:29Anselmo Barrios
Sr Goirigolzarri, he leído atentamente las respuestas a los comentarios ya publicados y, sinceramente, no doy crédito. De hecho, empiezo a sospechar que no es Vd quien responde en el blog, ni siquiera se lo lee. Lo digo porque hay exactamente tres comentarios de empleados de la entidad que Vd preside y en la que yo también trabajo y su respuesta es exactamente la misma, un " formulario tipo" lleno de tópicos y frases hechas que no aportan nada y además no contestan a lo que le están diciendo. Parece por lo tanto una más de las maniobras destinadas a lavar una imagen bastante más deteriorada de lo que Vd cree. Sr Goirigolzarri,es evidente que las buenas cifras que ha dado Bankia no se deben a sus ocurrencias sobre la " meritocracia", a sus cansinas intervenciones que los directores de zona nos obligan a sufrir con la vana esperanza de que nos hagamos acólitos suyos o al autobombo que se da en las entrevistas matinales en la radio; Bankia ha sobrevivido gracias a la profesionalidad de sus empleados, a su capacidad sobradamente probada para conservar la confianza de los clientes en situaciones de extrema dificultad y a su entrega incondicional a una causa que en no pocos momentos parecía perdida. ¿ Por qué entonces Sr Presidente, si Vd también dice creerlo, nos obsequia con esta humillante agresión? Me refiero, claro está, a la rastrera medida de intentar obligar a una parte considerable de su plantilla a prolongar sistemáticamente su jornada sin recibir por ello ninguna compensación, implantando el nuevo "marco horario" fuera de los cauces legales habilitados para ello, sin comunicación escrita para evitar demandas judiciales que se sumen a las muchas que ya se ve obligado a afrontar y en manifiesta contradicción con el Código Etico que Vd mismo publicó con aparentes buenas intenciones al poco de tomar posesión de su cargo. Esta empresa tiene una forma arraigada de hacer las cosas Sr Goirigolzarri; aquí se tiene la costumbre de dar el 100 % cuando se está trabajando y, después, se disfruta de la vida familiar y del tiempo libre de la forma que cada uno considera oportuna. Esto no es suyo y Vd no está por encima del bien y del mal Sr Presidente, haga Vd el favor de retirar de forma inminente la medida del " nuevo horario", pare de fomentar la actitud chulesca y amenazante de los encargados de " implantarla" y, si quiere que le tomemos en serio, haga el esfuerzo de dar una respuesta digna a este comentario en lugar de despacharme con la respuesta automática diseñada para " empleados cabreados" que no ha dudado en utilizar anteriormente hasta en tres ocasiones. Mucho me temo que, para desgracia suya y nuestra, esto no es una " situación particular" a resolver por los "cauces habilitados para ello" sino que es expresión del sentir general de una plantilla que le ha llevado a Vd al éxito y a la que Vd paga ahora con las medidas de extorsión antes detalladas. Buenas noches y buena suerte.
24 de abril de 2015 a las 10:21José Ignacio Goirigolzarri
En cuanto a las respuestas en este nuevo canal, en efecto, como todo lo que es nuevo, requiere ajustes en el comienzo. En el caso de este blog, también. Mejoraremos. En lo referente a los horarios: En ningún caso se está planteando ampliar la jornada, ni trabajar más horas a la semana. Se trata de ser realistas y dejar atrás las rigideces de un marco establecido hace muchos años, concebido para un mercado y una clientela con unas necesidades que nada tienen que ver con las de hoy. Porque, en definitiva, se trata de adaptarnos a nuestros clientes. La alternativa no es quedarnos en la situación que teníamos 4 o 5 años atrás. La alternativa sería caer en la irrelevancia, o desaparecer, eclipsados por otros (bancos o no) que sí sean capaces de ofrecer lo que el cliente quiere. Y en ese caso no estaríamos hablando del marco horario, sino que serían nuestros puestos de trabajo los que estarían en juego.
08 de abril de 2015 a las 14:53ROSA MARÍA ARRIBAS
Bueno yo no voy a agradecerle nada, llevo cuatro años en el paro, apuntada a su programa de ayuda a la búsqueda de empleo de bankia, un timo, como otros de su entidad. Yo soy accionista de bankia y necesito recuperar urgentemente el dinero de las acciones, ya que tengo dos niños pequeños. Me siento engañada, estafada y muy decepcionada. Usted se excusa en decir que cuando todo esto paso no era presidente de dicha entidad, pero ahora que si que lo es, tendrá alguna responsabilidad, creo yo? porque usted esta tratando con personas que tienen vida y por desgracia muchas dificultades para segar a fin de mes. A mi me tienen que ayudar mis padres todos los meses, siendo ellos también estafados por preferentes y acciones, estando mi madre enferma de alzheimer. No es el primer comentario que le envio, sin obtener respuesta por su parte. Espero que me conteste no con palabras que se las lleva el viento , sino con hechos, devolviéndome mi dinero. y solo tengo que dar gracias a la magnifica plantilla que usted tiene, porque si no fuese por ellos la entidad estaría hundida hace tiempo.
24 de abril de 2015 a las 10:22José Ignacio Goirigolzarri
Lamento que las ofertas de empleo que se le han hecho llegar todavía no se adecúen a lo que usted busca. La firma que nos está ayudando en la gestión de este programa va a seguir trabajando en la búsqueda de ofertas para usted.
06 de abril de 2015 a las 21:24Javier Montalvo
Señor Goirigolzarri, ante todo le agradezco su respuesta. Soy consciente de que usted no es el responsable de la venta ni de participaciones preferentes ni de acciones, pero tiene que entender nuestra indignación de que nos engañara el banco en el que tantos años llevábamos como clientes y en el que teníamos nuestra total confianza. Sobre el arbitraje en 2013, no se que criterios establecieron para que fuera favorable para algunos clientes y desfavorable para otros, cuando ya se ha demostrado que las participaciones preferentes que se vendieron en mayo de 2009 por Caja Madrid, se vendieron prácticamente el 100% a clientes minoristas. Yo fui uno de los que me presenté al arbitre y me fue denegado, cuando tengo el informe MIFID firmado por Caja Madrid en el que se me clasifica como cliente minorista. Sobre las demandas judiciales que están presentado los estafados ante Bankia para recuperar su dinero, podían actuar de otra forma, llegar a un acuerdo con el estafado antes de llegar a juicio y si no lo hacen al menos no recurrir, ya que Bankia está recurriendo muchas sentencias ganadas por los estafados, evitando que la gente recupere su dinero con el sufrimiento que esto conlleva, no se si serán conscientes del daño que están haciendo.
03 de abril de 2015 a las 21:23Manuel Fernanfer
La primera capa oye, pero no escucha. En el mejor de los casos sonríe, trata de ser amable, pero aún no está cortado y seco. Temerosa está y tímida reacciona, han sido tiempos complejos. Son tiempos en los que aún hay desconfianza en la primera capa, el que manda mira de reojo. Es empujada a transformarse, pero roza. En este contexto, la primera capa, que apenas oye, siquiera transmite a su inmediato coordinador algo de valor. La compañía se pierde claramente la visión y opinión del explorador avanzado quien al no saber transmitir ese contacto ni qué ni cómo, ignora probablemente un gran valor, lo que quiere el que manda. Ahí hay un gran problema que se debe solucionar: ánimo, ilusión, transformación, esfuerzo por escuchar al que manda. Ha de habilitarse un mecanismo claro que recoja con ilusión la información que escuche el explorador. Posiblemente con unas notas excelentemente recogidas el explorador haga un grandísimo y valioso trabajo. Qué decir del coordinador de exploradores. Con esa premisa no se entera de nada. Pero lejos de exponerlo abiertamente en la segunda capa y con sinceridad, le “orienta” con aquellos mensajes que quiere oír. Sobre los que coordina. Y lo que es peor, orienta sesgada o vagamente sobre el que manda, quizás involuntariamente. Ha de habilitarse un mecanismo claro que recoja objetiva y científicamente cualquier información valiosa que provenga de la capa que está en contacto directo con el que manda. En los siguientes dos enlaces cobra su mayor dimensión esta Teoría de las capas despegadas que fácilmente puede observar un analista lateral y paralelo. Asombra la desidia que llega a existir en algunas organizaciones al respecto, y asombra porque es tan necesario no tener ineficiencias en el sistema propio. La competencia no va a facilitar nada. El daño que se hace está por medir, pero puede resultar un buen ejercicio e incluso una buena tesis: qué está costando esa ineficiencia e ineficacia entre las capas. Ya el explorador sale al campo a observar sin un criterio sencillo y claro, toma notas borrosas, que no sabe interpretar su inmediato; pero el colmo es que el siguiente no se esfuerza con rigor diario en escuchar atentamente qué sucede en la capa que está en contacto con el que manda. Y eso si va. La organización sí le dice que vaya. Pero no se pega. La ineficiencia de más importe e importante se produce entre las dos capas siguientes, absolutamente despegadas. La superior de las cuáles se cree que la que debe saber, sabe, pero nada más, porque si pegara su capa a ésa sabría que no sabe nada. Qué se puede transmitir que sea de valor desde un observatorio que nunca escucha y solo ve datos que vienen ya verificados desde otros puntos de la organización. Si su puesto de observación solo mira en un sentido, en el contrario al que manda. La organización sí le dice que se pegue. Pero no va. Un protocolo estricto, periódico y riguroso que pegue estas dos capas parece una gran clave para obtener valor para la organización Parece claro que haya que explorar y analizar con rigor técnico, para mejorar y aumentar el valor, estos tres o cuatro primeros enlaces básicos de una organización en red que nacen en el primer contacto con el que manda. No es el único puesto de observación que se suele tener, pero sería una pena perderse quizás el mejor, el único que nace en el contacto físico con el que es la razón de todo. Desde luego esta obvia Teoría de las capas despegadas, seguramente mil veces tratada y mil veces resuelta con otros nombres y en otras situaciones, está ahí y siempre invita a una reflexión profunda para mejorar la organización. Dónde están las capas despegadas, porque a veces es muy difícil saberlo, pueden pasar años hasta que se descubre, quizás por casualidad o no; qué se puede hacer para aportar valor una vez definido el problema; cómo y qué se puede hacer para mejorar desde dentro, en estos casos.
24 de abril de 2015 a las 10:14José Ignacio Goirigolzarri
Gracias por compartir sus reflexiones.
30 de marzo de 2015 a las 13:57Andrés de Juanes
Ya era hora de que Bankia abriera un canal de comunicación de esta índole. Muchos otros deberían de aprender de esta iniciativa. Enhorabuena.
02 de abril de 2015 a las 10:48José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Andrés.
28 de marzo de 2015 a las 13:32Josean
Sr. Presidente, siempre que leo algún comunicado suyo tengo la sensación de que trabajamos en la misma empresa, pero en diferentes planetas. Si esto sigue adelante ha sido gracias al enorme esfuerzo de la plantilla de Bankia, que lleva tres años evitando gracias a su gran profesionalidad, la fuga masiva de clientes. Aguantando los temporales de las preferentes, la salida a bolsa, el mayor ERE de la historia de España, las tarjetas black y otras desgracias provocadas por la anterior cúpula directiva. Últimamente nos han obsequiado ustedes con el intento de implantación de un nuevo horario, absolutamente incompatible con el concepto de conciliación de la vida laboral y la vida familiar, con muy mal estilo, por las malas, sin negociar con nuestros representantes (¿esto es parte de las diferencias a las que se refiere el título del post?), si a esto le sumamos la presión comercial insoportable, los intentos de rebajar nuestros sueldos, las escasas oportunidades de promoción y las malas maneras que cada vez son mas frecuentes en esta empresa, el resultado es que la mayoría de nosotros tenemos la sensación de que cada mañana cuando nos dirigimos a nuestro centro de trabajo, vamos al matadero, desmotivados, cabreados y con la moral baja. Si, señor Presidente esta es la Bankia del planeta Tierra, muy diferente a la Bankia de Felizonia que usted y sus adlateres nos quieren vender.
02 de abril de 2015 a las 11:13José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Josean: Tengo para mí, y lo he dicho muchas veces, que las razones fundamentales que explican el gran cambio de Bankia se han basado, por un lado, en la confianza de los clientes y, por otro, en el equipo de Bankia. En el compromiso y la transformación anímica del equipo de Bankia. En el caso de que su comentario responda a alguna situación personal, Bankia tiene habilitados distintos canales que permiten atender dichos supuestos.
27 de marzo de 2015 a las 10:09Clariponchi
Y tan diferente, que han engañado a miles de familias clientes de toda la vida. Pero nunca mas
02 de abril de 2015 a las 10:44José Ignacio Goirigolzarri
Lamento que esta sea su visión y que no concrete a qué se refiere. Hoy Bankia está dotada de un Código Ético, al que se hace referencia en el post, de obligado cumplimiento para todos los empleados del banco que tiene ideas muy claras en materia de comercialización de productos. 
27 de marzo de 2015 a las 09:51Pablo Vega
Como observador permanente y profesional desde hace unos cuantos años en el ámbito de la presencia de las empresas en los medios sociales, considero que es un gran error este espacio de comunicación bidireccional con los "shareholders" de la entidad, ya que se va a convertir en un espacio para centralizar las críticas y contribuir a su difusión. Pienso que en un plazo breve de tiempo se tendrán que deshabilitar los comentarios o dedicar muchas horas a la moderación de los mismos, con lo que se abandonará el principal objetivo de la creación de www.blogbankia.es, y se habrán consumido recursos innecesariamente en el proyecto. Se agradece la buena intención pero en mi opinión el paso no es el adecuado desde un punto de vista puramente procedimental y técnico. Al tiempo. Saludos. PS: En otro orden de cosas, muy buena carta del Sr. Goirigolzarri.
02 de abril de 2015 a las 10:43José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Pablo. Antes de asumir la presidencia de Bankia tuve un blog en el que si bien es verdad que hay que dedicarle un poquito todos los días creo que es de los canales de comunicación más gratificantes no tanto por los contenidos que uno comparte, sino por los comentarios de los lectores que invitan a la reflexión. Nosotros en Bankia queremos compartir este espacio con todos aquellos que quieran darse una vuelta por el blog y si lo que tienen que expresar únicamente son quejas las escucharemos con atención. Confiamos en que el blog sea un canal que aporte valor y utilidad a nuestros públicos. Gracias por su comentario.
26 de marzo de 2015 a las 23:30Javier Montalvo
Señor Goirigolzarri, somos todavía miles de clientes de Bankia afectados por la venta de participaciones preferentes y acciones que todavía no hemos recuperado nuestro dinero. La venta de estos productos ya está plenamente demostrado que fue una estafa, urdida por los anteriores gestores de Bankia para quedarse con nuestro dinero, si actualmente Bankia es una Entidad viable y rentable debería devolver el dinero a todos los afectados por dichos productos. Nos obliga a demandar judicialmente, que es un proceso largo, están perdiendo prácticamente todas las sentencias con la mala imagen que esto conlleva para la Entidad. Se que usted no es el responsable de su venta, pero como máximo responsable actual de Bankia si debería hacer todo lo posible por devolver el dinero a sus clientes estafados, que es el valor mas preciado que tiene una Entidad Financiera, ya que mientras que no lo haga es muy difícil que los ciudadanos de este país confíen en su Entidad.
02 de abril de 2015 a las 10:42José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Javier. La venta de los productos que menciona en su comentario son anteriores a mi llegada como presidente de la entidad. Intenté con las autoridades europeas proporcionar la mejor solución o la menos gravosa para clientes que como usted contrataron este tipo de producto. Por eso en 2013 a instancias del gobierno se habilitó un arbitraje gratuito y que en ningún caso excluía la vía judicial. A través de este mecanismo 137.365 personas, más del 75% de las que se presentaron al proceso, pudieron recuperar el capital invertido tras recibir el informe favorable de un experto independiente y obtener un laudo a su favor de las autoridades de Consumo. Y en lo relativo a las acciones, hay un proceso judicial en marcha que aún no ha concluido. Nosotros somos gestores de la entidad y, por tanto, responsables de la gestión del patrimonio de nuestros accionistas, de los que la gran mayoría son los contribuyentes. Por ello, no estamos facultados para tomar decisiones que supongan un traslado del patrimonio de nuestros accionistas a favor de terceros, sin un título suficiente.
26 de marzo de 2015 a las 22:14Javier Montalvo
Señor Goirigolzarri, dice usted “Somos un banco diferente”, si, no tengo ninguna duda de que son un banco diferente, porque los bancos cuidan y protegen a sus clientes, porque saben que es el valor mas preciado que tienen, en cambio Bankia estafa a sus clientes. Bankia vendió Participaciones Preferentes y acciones a cientos de miles de clientes, sabiendo que nunca les iban a devolver el dinero, fue una estafa premeditada y urdida por los anteriores gestores que dirigían Bankia, cuestión que Bankia todavía no ha resuelto porque a muchos miles de clientes todavía no se les ha devuelto el dinero. Usted sabe que la venta de estos productos fue una estafa, ya ha sido ampliamente demostrado, por tanto no entiendo como todavía siguen obligando a todos los estafados a demandar judicialmente para recuperar su dinero, y posteriormente recurren muchas sentencias ganadas por los estafados, supongo que no serán conscientes del daño que están causando a todas estas cientos de miles de personas. Dice usted que “juntos hemos conseguido que Bankia sea una entidad viable y rentable”, y que “seguirán trabajando por hacer las cosas mucho mejor” pues si quieren hacer las cosas bien devuelvan el dinero a los estafados, ya que mientras no lo hagan será imposible que la gran mayoría de clientes y contribuyentes confíen en su Entidad.
02 de abril de 2015 a las 11:19José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Javier. He publicado mi respuesta en otro de sus comentarios. Gracias.
26 de marzo de 2015 a las 22:02nacho garcia
Enhorabuena por el cambio de rumbo dado a esa entidad , bueno realmente mi felicitación va para los miles de trabajadores de esa empresa que día a dia ponen su esfuerzo y dedicación al servicio de los clientes que aportan su negocio a la rentabilidad del banco. Quiero expresamente recordar también que para llegar aquí alrededor de otros seis mil trabajadores han engrosado las filas del paro para que los gastos generales tuvieran una considerable reducción. Y recordar, a quienes estén dispuestos a escuchar, que ninguna empresa es nada sin la existencia de una plantilla satisfecha con su trabajo y sus logros, y según parece las ultimas propuestas en materia laboral y de jornada de trabajo efectuadas por la direccion han demostrado un total desprecio para los trabajadores y sus representantes, y por esta via se puede truncar el esfuerzo de todos. Sean un poco mas sensatos y menos altaneros. Quienes hundieron las cajas que formaron la actual BANKIA, no fueron sus trabajadores, pero quienes están volviendo a poner en los primeros lugares a este banco probablemente si lo son.
02 de abril de 2015 a las 10:30José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Nacho: Tengo para mí, y lo he dicho muchas veces, que las razones fundamentales que explican el gran cambio de Bankia se han basado, por un lado, en la confianza de los clientes y, por otro, en el equipo de Bankia. En el compromiso y la transformación anímica del equipo de Bankia. En el caso de que su comentario responda a alguna situación personal, Bankia tiene habilitados distintos canales que permiten atender dichos supuestos.
26 de marzo de 2015 a las 20:23Antonio Martin
Si que sois un banco diferente si. Es genial que cambiariais las preferentes por acciones de Bankia un dia antes de que cayeran como plomo en bolsa. Que genial idea verdad? Asi los clientes pagan las vergüenzas de una Caja de Ahorros politizada y pervertida hasta el limite. Inspirais cero confianza, dais un servicio pesimo y cobrais comisiones hasta por abrir la puerta del banco. Un blog no va a cambiar nada de esto, la gente no es estupida.
02 de abril de 2015 a las 10:28José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Antonio. El proceso de canje de instrumentos híbridos por acciones fue articulado a través de distintas leyes aprobadas por las autoridades. Sobre el caso que apunta, como bien sabrá, la CNMV ya ha impuesto algunas sanciones por comportamientos que no se ajustaron a la legalidad. Y, con todo, desde que el 28 de mayo de 2013 empezaron a cotizar las nuevas acciones de Bankia, entre ellas las procedentes del canje de híbridos, hasta el pasado 27 de marzo de 2015, las acciones han subido un 120%. Sobre los comentarios a la politización, recordarle, como señalo en el post, que nada más llegar a Bankia y BFA cambiamos por completo el gobierno corporativo de la entidad, renovando en su integridad los consejos de administración. En cuanto a la calidad del servicio, sabemos que debemos hacerlo mejor cada día, pero también algunos informes nos señalan que vamos en la buena dirección. 
26 de marzo de 2015 a las 19:49Juan Luis
Me parece muy bien que trabajen por sus clientes, por sus accionistas y por los contribuyentes, pero no a costa de los empleados, que desgraciadamente no han sido los culpables de la situación en la que se encuentra Bankia y sin embargo son los que están "pagando el pato" de una gestión negligente y como se está comprobando en muchos casos delictiva. A este respecto les recomendaría que,se atuvieran a su código ético, y no trataran de imponer en ocasiones con coacciones, unas condiciones de trabajo y unos horarios de jornada que no están recogidas en el convenio de banca y que lo que buscan es establecer unas condiciones de semiesclavitud a los empleados. Para las personas que no estén familiarizadas con este tema aclararles que me refiero a la pretensión, de forma totalmente ilegal y alevosa, de imponer los nuevos horarios en jornada partida a los directores de oficina y responsables de banca personal, horarios que se pretenden imponer sin modificar las condiciones contractuales de estos empleados y sin ningún soporte legal. Como se puede hablar de ánimo e ilusión de los empleados, mientras se les trata de esta forma,.....
02 de abril de 2015 a las 10:26José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Juan Luis: Tengo para mí, y lo he dicho muchas veces, que las razones fundamentales que explican el gran cambio de Bankia se han basado, por un lado, en la confianza de los clientes y, por otro, en el equipo de Bankia. En el compromiso y la transformación anímica del equipo de Bankia. En el caso de que su comentario responda a alguna situación personal, Bankia tiene habilitados distintos canales que permiten atender dichos supuestos.
26 de marzo de 2015 a las 17:36Sergio Lagos
Pienso que la comunicación es esencial y fundamental en los grupos de trabajo, por lo tanto felicito la elaboración de este "Nuevo blog de Bankia", y además el secreto del exito para mí esta principalmente en el compromiso y la implicación, con aptitud y actitud se consiguen los resultados.
02 de abril de 2015 a las 10:23José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Sergio. Muchas gracias por su comentario. Tenemos claro que nos toca seguir trabajando.
26 de marzo de 2015 a las 16:53juan
Dejen de engañar a la gente, tengan un poco de dignidad. saludos,
02 de abril de 2015 a las 10:22José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Juan. Lamento su comentario, pero en Bankia no cabe el engaño a nadie.
26 de marzo de 2015 a las 16:28Pablo Martínez
Muchas felicidades presidente
02 de abril de 2015 a las 10:20José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Pablo
26 de marzo de 2015 a las 14:02jose c
Me parece bien que no dejaran de caer Bankia, pero creo que ahora toca no dejar caer a las familias
02 de abril de 2015 a las 10:19José Ignacio Goirigolzarri
Estimado Jose. No dejando caer a Bankia se protegieron los ahorros de siete millones de familias que, en caso contrario, habrían visto peligrar el dinero depositado en la entidad. 
26 de marzo de 2015 a las 13:43Alfonso Díaz
¡Enhorabuena por la iniciativa!! "Seguiimos trabajando". Abrazo
02 de abril de 2015 a las 10:16José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Alfonso
26 de marzo de 2015 a las 13:34Fede
Estupenda iniciativa la del blog. Creo que cuanta más comunicación y más transparente mejor. Muy importante Sr. Goirigolzarri: Escuche a los empleados que atienden a los clientes todo lo que pueda, evitando filtros de esa información. Soy cliente y tengo plena confianza en Vd. Mucha suerte.
02 de abril de 2015 a las 10:14José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Fede por su comentario. Desde mi llegada al banco la transparencia se ha convertido en una palanca primordial en cada acción que ponemos en marcha. Tenemos mecanismos internos en los que nuestros empleados nos trasladan directamente las inquietudes de los clientes y estas nos ayudan a tomar decisiones acertadas de cara a presentarles productos y servicios que se ajusten a sus necesidades. Y los clientes tienen distintos canales, entre otros mi propia dirección de correo electrónico que facilité para recibir cuantos mensajes me quisieran hacer llegar. Y le puedo asegurar que no han sido pocos los mensajes recibidos.
26 de marzo de 2015 a las 12:59Ana
Qué buena iniciativa. Mucha suerte con el blog.
02 de abril de 2015 a las 10:09José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Ana
26 de marzo de 2015 a las 12:42Perico
suerte
02 de abril de 2015 a las 10:08José Ignacio Goirigolzarri
Muchas gracias Perico
26 de marzo de 2015 a las 12:15ANTONIO JOSE PEREZ ALONSO
Soy cliente de BANKIA, antes de CAJA MADRID y lo seguiré siendo siempre y cuando tenga un trato justo en la entidad. Lo que no entiendo es como en este país todo el mundo va contra BANKIA y nadie abre la boca de las perdidas imposibles de recuperar por el sistema de ayuda a fondo perdido, del tipo "Protección de Activos", con los que se ha regalado bancos a La Caixa, Sabadell, KUTXA, UNICAJA, etc...........eso si que no se recupera y es mas del doble de lo que ha supuesto la recapitalización de BANKIA que es totalmente recuperable.
02 de abril de 2015 a las 10:00José Ignacio Goirigolzarri

Estimado Antonio José: En primer lugar agradecerle la confianza depositada en nuestra entidad. Siempre digo que no me gusta hablar de los competidores pero no quiero dejar escapar este espacio y  hacer referencia a que la mitad de la ayuda prestada por los contribuyentes hoy podría ser devuelta. En febrero de 2014 se inició la devolución de ayudas públicas tras la venta, por parte de BFA, del 7,5% de Bankia por valor 1.304 millones. Hoy Bankia vale unos 15.000 millones de euros y más del 62% es del Estado, es decir 9.500 millones. Además habría que sumarle más de 2.000 millones en plusvalías de una cartera de deuda propiedad de BFA que es 100% pública. Aunque sabemos que el objetivo de devolución no es fácil, todos los trabajadores del banco estamos comprometidos en poder devolver el máximo a los contribuyentes.

Cerrar menú