Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Jugar para hacer crecer tu empresa

Leer más tarde Artículo Gamificación

Gamificación

Publicado el 07 de septiembre de 2017 a las 08:00 por Bankia

“Hacer algo con alegría con el fin de entretenerse, divertirse o desarrollar determinadas capacidades” es la definición que la RAE otorga al término ‘jugar’. Se puede jugar en la calle, en colegios, en instalaciones deportivas y, por qué no, en el seno de las empresas utilizando la gamificación. ¿Sabías que así se mejora la satisfacción de los empleados y se consigue vincular a los clientes?

Pese a que este término comenzó a utilizarse allá por 2002, el hecho de aplicar elementos del juego en ambientes no lúdicos es algo que se lleva haciendo toda la vida. Muestra de ello es el ‘Juego Real de Ur' o ‘Juego de las 20 casillas', que fue descubierto en 1922 y cuenta con más de 3.000 años de antigüedad.

El Estudio de la gamificación de una empresa para incentivar la motivación pone este juego como ejemplo, puesto que los participantes "jugaban una vida real con casillas que significaban ‘buena vida', ‘ser amado' o ‘contratiempos' para alcanzar la divinidad".

Con el paso de los años y el desarrollo de la tecnología, esta técnica se fue extendiendo al ámbito empresarial hasta ganarse un lugar destacado en departamentos como recursos humanos o comercial.

Motivar al trabajador

Muchas compañías han descubierto que utilizar en su día a día técnicas relacionadas con el juego sale rentable: los empleados están más motivados, se fortalece la cultura corporativa, se consigue atraer y retener el talento, y se fomenta la sana competencia y la colaboración entre trabajadores.

Una de las empresas que mejor provecho ha sabido sacar de esta técnica ha sido Siemens, que en 2011 lanzó Plantville, un juego online abierto al público general en el que el usuario actúa como gerente de una planta.

Como gestor virtual, sus principales funciones son las de aumentar la productividad y eficiencia de la planta y mejorar la seguridad de las instalaciones. De este modo, el jugador (principalmente si es empleado o cliente) consigue conocer mejor la compañía y sus tecnologías.

Mejorar el negocio

Pero la gamificación también es una gran baza para que las compañías mejoren su negocio y consigan atraer nuevos clientes.

Esto es lo que consiguió Nike+ al crear una plataforma para que los corredores pudieran establecer sus objetivos personales y recibir un mensaje de enhorabuena por parte de algún atleta famoso en el momento en que lograban superar sus metas.

Con esta iniciativa, Nike disparó un 40% los miembros del club Nike+ e impulsó los ingresos en la categoría de running cerca de un 30%.

¿Cuáles son los elementos clave de la gamificación?

Según señala Accenture en el informe ‘Por qué la gamificación es un negocio serio', para que una iniciativa de gamificación tenga éxito es necesario que cumpla siete requisitos:

  1. Reconocimiento: los jugadores se sienten motivados cuando son reconocidos dentro de su comunidad social.
  2. Niveles de progreso: sentir que se avanza es la clave del juego.
  3. Competencia: mantiene viva la motivación.
  4. Rankings: animan a mejorar constantemente.
  5. Conectividad social: crea sentido de comunidad
  6. Inmersión en la realidad: ligar los puntos conseguidos en procesos de gamificación a actividades sociales, incentivos o bonus.
  7. Personalización: alimenta la vinculación.

La gamificación será clave para la gestión de empleados y clientes del siglo XXI. Además, ayudará a conectar a las cuatro generaciones que conviven actualmente: los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1960), la Generación X (nacidos entre 1960 y 1980), Millennials (nacidos entre 1980 y 2000) y Generación Z (nacidos entre 2000 y 2010).

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

No hay comentarios aún

Cerrar menú